Gerhard Richter Painting


Gerard Richter siempre me ha recordado a Rothko. Quizá por que crean de manera parecida y, a la vez, contraria. Rothko acariciaba los colores hasta que no se podía distinguir dónde acababa uno y empezaba el otro.  Richter pinta y despinta casi con el mismo cuidado. Arrastra una barra de madera por la superficie pintada. Arranca capas casi como si se tratara de escultura.






No toda su obra es así. También tiene grandes series de obra figurativa, centenares de álbumes de fotos y toda una larga serie de Photo Paintings. Pero, sin duda, esta es su obra más característica. Hace unos años se llevo a cabo un documental sobre él en el que precisamente se puede ver cómo trabaja sus cuadros. Nada mejor que verlo para comprender mejor su obra. Dejo el trailer.


2 comentarios:

Confluencias dijo...

No lo conocía y me ha parecido muy interesante. ¡Gracias!

Raquel Cascales dijo...

Lo tuyo es incondicionalidad...

Yo quedé cautivada por esa manera de trabajar a medio camino entre pintura, despintura y escultura.

¡Hay que buscar y ver ese documental!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs