Errantes

Hay muchas formas de equivocarse y sólo una de acertar, dice Aristóteles en algún lugar. Quizá la vida no sea más que un pasar de error en error. Quizá no sea más que errar entre las mudas soledades. Y mudarse una y otra vez, consumidos por el anhelo de llegar a la morada eterna. 


Hay muchas formas de estar sola y sólo una de aceptar la soledad, dicen varios poetas por ahí y por aquí. Quizá no sea verdad o quizá sea la única. O puede más aún que la vida sea una escalera y que, como canta Extremoduro, vayamos subiendo de escalón en escalón convencidos de que la verdad está en el tejado esperándonos.

5 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Discrepo! en todo...
No hay una única manera de hacer las cosas bien: solo hay que fijarse en la cantidad de "héroes" que admiramos: santos católicos, filósofos, libros, músicos,... Quizá la meta para todos es la misma, pero hay muchas maneras de recorrer el camino y de alcanzar la cima (y últimamente que voy al monte, ¡pongo la mano en el fuego!).

Rafa Monterde dijo...

Te entiendo, Raquel. Un fuerte abrazo.

Isabel Armesto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel Armesto dijo...

Nos vemos inmersos tantas veces en el "no direction home", que a veces no podemos evitar errar por la vida, sin pensar si erramos. Dios quiera que haya más de una forma de acertar en la vida, mientras sea Aristóteles quien dice que sólo hay una, me quedo tranquila.

Raquel dijo...

Hay muchas formas de recorrer el camino, de acertar en la vida. Pero cuando se hace, es por virtud. Es decir acertar es propio del virtuoso. Y adquirir la virtud no es algo azaroso, sino que conlleva trabajo.

Hummm... os contesto en la siguiente entrada, a ver qué os parece.

Thanks a todos!
Raquel

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs