Reflexiones olímpicas

Comenzaron los JJ.OO. Londres 2012 y con mucho menos esplendor desaparecieron ayer noche. ¿Por qué la aportación histórica y cultural británica que vimos en la primera gala se redujo a un show musical sin orden ni concierto?

Aun así no juzguemos lo que han sido por su final. Mantengamos la atención en el deporte que, en definitiva, es lo que cuenta. No estaría de más mencionar los éxitos españoles que, parece, ahora son lo único que puede dar algo de seguridad a los inversores extranjeros.

También me gustaría comentar el sentimiento estético que despierta en el público (era habitual escuchar "qué bonito" o "qué jugada tan bonita". No tengo claro a qué se referían, pero sí que me percaté de que provenían de aficionadas que conocían en profundidad el deporte en cuestión. Lo cual me lleva a la conclusión de que para apreciar la "belleza" -¿correción?- de la acción/actuación/x tienes que tener conocimiento de la técnica y haber "contemplado" durante tiempo las exhibiciones.

Una revisión de la estética en el siguiente capítulo.


3 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Interesantes reflexiones: a mi me pasó viendo la natación, como se mueven bajo el agua, qué control de cada movimiento me hacía pensar en los músculos que lo hacen posible (y ¿por qué no continuar siendo friki) en las ecuaciones de fuerza e impulso que pueden explicarlo...

Ununcuadio Uuq dijo...

Otro ejemplo de por qué necesito a los humanistas: http://fundacioncien.es/blog/index.php/2012/07/formacion-para-abordar-las-demencias-de-forma-integral/
Esto es lo que abunda en mi campo!!!

Raquel dijo...

El movimiento, las ecuaciones... y ¿la decisión que le llevó a elegir ese deporte entre otros muchos? y ¿los esfuerzos familiares que decidieron llevar a cabo para hacerlo posible? y ¿la alegría del triunfo o la pena de la derrota? y ¿los ánimos que impulsaron en aquella niña que las tomó como modelo?

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs