Lugares en pérdida (II)

Aunque la oscuridad permita conocer la luz, no cabría pasar por alto aquello que nos permite conocer la luz. Por eso me gustaría relatar algunas de mis percepciones y resaltar algunos de los artistas que más llamaron mi atención de la exposición Lugares en pérdida. 


Peter Greenaway, el polémico cineasta, llamaba la atención del público al declarar que "el cine ha muerto", razón por la cual apostaba por el videoarte con el fin de "deconstruir la idea de pantalla única". Sin embargo, ¿en qué consiste el videoarte? Hace unos días cuando me sentaba frente a la pantalla para visualizar la proyección de Komarov "On Transparency / Architecture acoustique" me lo planteaba. En realidad pensaba que lo principal es no esperar nada y, sobre todo, no esperar un desenlace ni final. Se trata más bien de una ventana abierta a un paisaje que alguien ha querido mirar. Lo curioso es que lo es a través de su mirada, pero eso quizá nos educa la mirada.

A este respecto también me pareció especialmente bueno el trabajo de Mireya Masó con su doble proyección  "A to Z rivers" en la que mostraba la artificialidad con que construimos la idea de naturaleza. Y sus "Cuadernos de campo" en la Antártida donde mostraba la peculiar relación entre la naturaleza más pura y la técnica más "negra".

En otro orden también cabría destacar a otros artistas como Ignasi Aballí quien con su serie "Listados", recopilación de listados de conceptos aparecidos en la prensa diaria,  no trata de representar el mundo sino de hacerlo "aparecer", hacer que surja descrito desde un lugar ladeado. La alternancia y repetición sistemática consiguen mostrar la banalización de la información.

"Vulnerabilia" de J. Hernández
Por último destacar al mexicano Jonathan Hernández quien con sus collages sencillos e irónicos consigue impactar en el espectador y hacerle reflexionar. "Vulnerabilia" (2004) consiste en un ensayo visual a través de imágenes extraídas de la prensa. Una serie de cuadros donde se alternan y confunden noticias sobre historia política y humana con acontecimientos históricos de gran envergadura. De esta manera se nivelan los micro y macro sucesos en un vórtice que parece no tener fin.

Tengo que reconocer la parcialidad de esta "crónica" que se ha decantado por la coherencia interna más que por la variedad de la exposición. Sin embargo, aunque el resto de la exposición me pareció buena, cargaba sobre sí demasiadas connotaciones "políticas". La línea entre la invitación a la reflexión y la crítica a veces es difícil de distinguir. En los tiempos que vivimos la mera crítica ha dejado de tener la fuerza que antes podría tener. Hay que pensar no sólo en los problemas sino en las posibles soluciones.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs