Kamikazes


No es fácil vivir en un país en guerra pero, sobre todo, no es fácil nacer en un país en guerra. Sin embargo, algunos consiguen hacerlo. Ella lo consiguió aunque solo a medias, si puede hablarse así. El corazón fallaba, los médicos no sabían muy bien la razón pero tampoco disponían de los medios necesarios para aplicarle ningún buen tratamiento. Los padres aceptaron un cruel acuerdo a riesgo de no preocuparse más. En algunas zonas de Kabul un viejo médico arreglaba cualquier problema de salud con la condición de que se comprometieran a convertirse en kamikazes. 


La desesperación les condujo sin problemas hasta las coordenadas indicadas. Ellos no pretendían inmolar a su hija bajo ninguna condición, pero no podían dejarle morir sin hacer nada. Si todo salía bien saldrían del país, como así hicieron. Consiguieron aquellos visados para aquel país occidental donde fueron tan cordialmente recibidos. Esto no es verdad, como todo el mundo sabe, pero no hay tiempo de explicarlo.

Nunca más se pronunciaron síntomas de dolor y ellos no se preocuparon de advertirle que llevara la cuenta de sus latidos. Nadie podía augurar lo peor. Con quince años se enamoró. Una mañana, frente a la parada del bus, le vio pasar. Sus pulsaciones se aceleraron hasta encender aquel pequeño dispositivo bomba que le habían colocado en aquel andrajoso taller médico. Estalló por los aires todo lo que se encontraba a veinte metros de diámetro. Los telediarios no dudaron en hablar de atentado terrorista. Aquella noche, allí también comenzó la guerra.

6 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Creo que me estoy perdiendo con tus dos últimas entradas... Me parece que tienen varias lecturas, y que no estoy consiguiendo llegar al fondo (o sea a tu intencionalidad), y me da rabia, porque me parece que son importantes y que marcan tendencia dentro de la "evolución" de tu blog.
A ver... Utilizas un lenguaje metafórico, pero tus metáforas resultan ser realidades muy crudas: ¿pretendes denunciar?, ¿pretendes relativizar?, ¿pretendes comprender y hacer comprensible?
Probablemente sea como los chistes que si los explicas pierden la gracia...

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel dijo...

Yo creo que no te estes tan perdida, solo que igual no supone un cambio tan radical. Es muy frecuente que cuando me preguntan sobre cómo entender el arte contemporáneo afirme que es muy importante tener en cuenta la intención del autor. Esto es así, sin duda, sin embargo creo que tenemos demasiado psicoanálisis incorporado y tendemos a ver mas de lo que hay en algunos casos. Como buscamos una respuesta a qué está queriendo decir, tendemos a cuestionar que le habrá pasado para querer decir esto. ¿Has visto el documental Pina? No lo he visto entero, pero me pareció magistral, el documental y ella misma. Si uno tiene cierta idea de cuándo y cómo comienzan las performances le impresiona ver lo visionaria que fue Pina. Sin embargo algunas personas que lo han visto no dudaron en pensar que aquello era una locura y que ella debía haber sufrido mucho para expresar eso.

Quizá fue así. Pero tambien hay que tener en cuenta que las obras de arte, si lo son, deben juzgarse desde ellas mismas.

Estas ultimas entradas no son mas que relatos que ciertamente versan sobre temas muy parecidos. Algunos los escribí hace tiempo, pero no los publicaba. Hay muchas razones por las que me gustlado relato Lo que permite es una mayor dosis de imaginación y ficción de lo que cuentas.

Esta historia se me ocurrió leyendo una que aparece en Nocilla Experience. Allí un soldado y su encarcelada árabe se enamoran y tienen que huir. Comencé a imaginarme ese mundo, esas escenas y esas ironías que, en el fondo, se dan día a día. Espero haberte contestado.

Muchas gracias!

Ununcuadio Uuq dijo...

Creía haber rectificado mi primer comentario: no sé si por mi torpeza informática, no se ha guardado... En fin, venía a decir que viva la libertad de expresión, porque yo he tardado tanto tiempo en empezar un blog por prejuicios sociales de que una persona de ciencias no sabe escribir...
Al final un blog es un espacio donde compartir... Y citaba a Enrique García Máiquez que hablando de un verso de un poeta en el que aparecía una palabra extraña decía que al preguntarle por ella había respondido: "Cuando la escribí, solo sabíamos lo que significaba Dios y yo, ahora lo sabe solo Dios", más o menos.
Es decir, que lo que uno escribe es propio y, a la vez, es distinto de uno mismo...

Raquel dijo...

Me gusta mucho eso de "ahora solo lo sabe Dios". Además creo que no sólo ocurre en la escritura sino de manera cotidiana en cantidad de acciones.

Ununcuadio Uuq dijo...

Y menos mal que ocurre continuamente!! La memoria es limitada: ¿no sientes a veces que no estás calando lo que lees, qué te estás perdiendo lo importante, qué el tiempo (que debería pararse) se te escapa de las manos? ¡Quiero encontrarme todo eso en algún momento! ¿Ambición? ;) (Creo que no, ¿para qué vivo, si no?)

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs