De amicitia

Los malos momentos ponen de manifiesto los verdaderos amigos. Y es verdad: cuando falleció mi madre los que me hicieron reír, los que aguantaron mis lágrimas, los que se recorrieron kilómetros por un simple abrazo... fueron mis amigos. A un amigo nunca se le está suficientemente agradecido y creo que es bueno que sea así. 


Sin embargo, también está bien notar a lo amigos en los buenos momentos. Pienso ahora en el montaje y recorrido de Kalon. No habría sido posible si una profesora amiga no nos hubiera impulsado. Por supuesto no se habría hecho nada sin mi equipo. Pero tampoco sin las pequeñas ayudas de grandes amigos: la que nos ayudó con los carteles y flayers que aparecieron en el último momento, la que se dedicó a empapelar la universidad con los horarios, el sms de aquel amigo diciendo que se encargaba del café con pastas...

Sólo en un clima de confianza y rodeados de amigos se puede hablar con libertad, puede hacer su aparición la filosofía. Quizá haya sido ese el "secreto" del "éxito" de Kalon. Un secreto que no me importa desvelar porque no hay ningún riesgo. Un éxito que envidiarán los economistas porque no es posible copiar.

5 comentarios:

Ununcuadio Uuq dijo...

Reichel: hay veces que te pones muy solemne para decir las cosas... Titulas tu entrada De amicitia para hablar de la amistad de forma desenfadada e informal y titulas tu blog Ceci n'est pas un blog, cuando la dirección acaba en blogspot.com
Tenías que ser filósofa!!!
Con lo sencillas que son las cosas... ;)

Raquel dijo...

Quizás tengas razón, pero quizá, también en la tensión entre la broma y la seriedad, entre la ironía y la solemnidad se esconden y, a la vez, se desvelan más verdades que en las frases explícitas y transparentes...

;)

Ununcuadio Uuq dijo...

Eso es poesía!!! Has leído a Miguel Hernández?

Raquel dijo...

Crecí escuchando a Serrat cantando sus poemas y a mi madre llorar con ellos. Y hasta he hecho la "Senda del poeta", tres días andando de Orihuela a Alicante siguiendo sus pasos, recitando sus versos...

¿Me preguntas que si lo he leído? Creo que no lo suficiente.

Ununcuadio Uuq dijo...

Se me olvida que esta tu tierra (¡gran tierra!), y que soy yo la que estoy descubriendo un nuevo Mediterráneo, jaja

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs