Una de cal y otra de arena


Las adaptaciones de libros al cine no suelen tener mucho éxito. Al menos por aquellos que han leído el libro. Los que no suelen leer agradecen, en cambio, este esfuerzo por culturizar a las masas. ¿Se trata en el caso de Criadas y señoras de un éxito? Ha sido un "taquillazo", un aire fresco a apretada agenda cinematográfica, pero que tras unos años caerá probablemente su recuerdo sea anecdótico. 

Aunque el tema central sea la situación de las criadas negras en un pueblo cualquiera de Estados Unidos nos relata la superación de los prejuicios sociales por una joven periodista blanca que no teme dedicar sus esfuerzos por denunciar tal situación. Bien. Una historia que ya sabíamos contada de la misma manera de siempre. Por otra parte se encuentra la superficialidad y frivolidad que viven y manifiestan las encantadoras "señoras". Quizá esto sea lo más dramático: la vida subyugada al que dirán, el peso del continuo aparentar a costa de lo que sea. Juzguen ustedes mismos.

Sí recomiendo, en cambio y con gran énfasis, También la lluvia. Una película española de Iciar Bollaín que fue elegida para representarnos en los Oscars. Dos tramas, pero un único drama: la fragilidad de la condición humana. Una peculiar forma de rodar que mezcla géneros distintos. Una atrevida relectura del descubrimiento de América y la narración de la guerra del agua en el 2000. Nada de tonterías ni leyendas negras. Nada de personajes planos. Un acierto de principio a fin.


No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs