El árbol de la vida

El árbol de la vida. Se trata de una película que ha conseguido dividir a los espectadores, pero que ha sido aplaudida por la mayoría de los expertos. El director, el joven Malick, es filósofo y claro... qué se puede esperar. Muchos al ver en cartelera a Brad Pitt y Sean Penn imaginaron una película hollywudiense con un poco de fondo. Más bien es al contrario. 

Es una película profunda ilimitadamente puesto que trata de mostrar desde el origen del universo hasta el encuentro en el más allá. Pero no se ha de ahorra nada: la reflexión sobre el mal y la muerte están incluidas. No hay narrativa, sino que hay que desentrañar las escenas de manera poética. La sensación tras terminarla, de hecho, es como haber estado leyendo poesía durante horas. ¿Qué ha ocurrido? No sabemos, pero ha sido tremendamente bello y, eso es suficiente. Después de reposarla, de digerirla, se comenta suavemente, se busca información, se paladea y se desea volver a verla.

2 comentarios:

Rafa Monterde dijo...

La vi tres veces en el cine, volvería a hacerlo trescientas más... ¡Es deliciosa! Y Jessica Chastain es un descubrimiento en todos los aspectos.

Raquel dijo...

Es una película que hay que reposar, pero que sin duda hay que volver a ver puesto que te hace pararte a contemplar la belleza de la realidad. Pocas películas consiguen tener este efecto y creo que es algo muy positivo. Coincido contigo en el descubrimiento, pero lo ampliaría a más actores... ¿qué te parecen los niños?

Un saludo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs