Wall Street 2: el dinero nunca duerme

Lo que no parece dormir en esta película es la ambición.  La secuela de Wall Stret (1987) nos presenta un contexto muy cercano: la caída de la bolsa en 2008.


Aunque como película no es ninguna obra maestra es un fiel reflejo de la situación económica actual y un ataque velado al sistema bancario. Me parece que queda muy bien reflejado qué es eso de la "burbuja económica", cómo los "valores" de bolsa son completamente artificiales y que suben y bajan en función de los rumores que haya (o que ellos mismos crean). Sin embargo, si la burbuja crece demasiado, es decir, si todo el mundo (desde el banquero hasta el jardinero) quiere ganar dinero a costa de los otros sin escrúpulos y sin vistas a largo plazo, llega un momento en el que explota. ¿Y qué ocurre? Que nos damos cuenta de que estábamos construyendo castillos en el aire y comiéndonos el pan de mañana... y que ahora nos hemos quedado sin casa y con hambre.

Lo peor de todo es que esto no es algo que ocurrió de repente, si no que había gente que sabía qué iba a pasar. Si alguien quiere enterarse bien de lo que ocurrió y de si la debacle del 2008 fue evitable, le recomiendo que vea el documental: Inside Job.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs