"Yo amo lo que hago porque es para los demás"


Laudatio: Antonio López reconoce que todas sus inquietudes en el trabajo se fueron serenando con los vínculos que fue estableciendo con el mundo real. Admirando y aprendiendo de aquellas obras en las que la verdad y la belleza se unían en una forma de originalidad que se da en contadas ocasiones.

Este es precisamente el aspecto que quisiera destacar de su trabajo de artista: la necesidad de descubrir la belleza en el mundo que le rodea y a través de su arte transmitirla a los demás. Una belleza que es algo más que una cualidad estética. La belleza que Antonio López persigue en sus obras es reflejo de algo más profundo de algo más grande. La belleza que Antonio López pretende es la que trasciende de una verdad que busca.

(...) Puede sorprender que sea una Escuela de Arquitectura la que proponga a un artista como Antonio López para el Doctorado Honoris Causa, sin embargo este hecho tiene un gran sentido si consideramos que a pesar de no ser arquitecto, él nos ha enseñado a ver la ciudad de una especial manera. Nos ha llevado a fijarnos en sus bordes deteriorados, sus desordenados encuentros y sus límites imprecisos.

Al presentar unos espacios sin figuras nos ha enseñado a reconocer la presencia del hombre y sus lugares cotidianos.  Más allá de unas deslumbrantes avenidas o de una grandiosa silueta, la ciudad es el lugar que nos acoge en nuestra condición de seres sociales aunque en ocasiones solo encontramos en ella razones para el aislamiento. Entre todas, Madrid, esa ciudad, su ciudad, que también él define como su  purgatorio. Cuando pinta Madrid reconoce esa torpeza del hombre contemporáneo cuya fuerza no es proporcionada a su sabiduría, un hecho sin precedentes y que le puede llevar a su destrucción. La ciudad contemporánea es la señal de alerta.

Sus obras también nos hacen reflexionar sobre el espacio arquitectónico y sobre el hombre mismo. Hoy la arquitectura proyecta con demasiada frecuencia edificios que se llenan de gentes, pero que no están pensados para acoger personas. La obra de Antonio López nos enseña a los arquitectos a mirar al hombre como protagonista de sus espacios y a tratar de trascenderlos con una belleza que no necesite de estridencias, sino simplemente de la forma que encierre la verdad de su vida, o al menos, el intento de alcanzarla.



Discurso de Antonio López

Swing Kids (1993)

Alemania, 1939. Adolf Hitler, presidente. Pensamiento único, nacionalsocialismo. Frente a ello un grupo de jóvenes encuentra en la música americana el medio de proclamar su individualidad y libertad ante la imposición general que encuentran a su alrededor. Se hacen llamar "los rebeldes del Swing".

Es una película dura, pero sin dramatismo. Se advierte la transformación de la sociedad alemana, se escuchan las voces que callan por miedo y se ven a los que son arrestados por atreverse a decir la verdad. Se sufre el cambio de mentalidad que vive uno de los personajes pero, sobre todo, se sufre con el que resiste a pactar con el sistema.

¿Dónde reside la libertad en una sociedad donde prima la mentira? ¿Dónde queda la amistad cuando no puedes confiar en nadie? ¿Existe una salida al conformismo? Aunque haya que aceptar parte del sistema, no se puede pactar con él, para no aceptar sus premisas, para no alabar sus conclusiones.

Un museo diferente

El miércoles se presentó en Madrid el Museo de Arte Contemporáneo de la Universidad de Navarra. Seguí la presentación de su arquitecto Rafael Moneo por twitter y por la tarde pude escuchar en vivo y en directo al director del Museo, Miguel López-Remiro. #Unmuseodiferente fue el hastag de la presentación y es verdad que es diferente porque se trata de un museo universitario, donde no sólo se expondrán obras de arte, sino que se fomentará su investigación y análisis. Este vídeo realizado por alumnos de la universidad recrea lo que será el edificio cuando abra sus puertas en 2013.

Wall Street 2: el dinero nunca duerme

Lo que no parece dormir en esta película es la ambición.  La secuela de Wall Stret (1987) nos presenta un contexto muy cercano: la caída de la bolsa en 2008.


Aunque como película no es ninguna obra maestra es un fiel reflejo de la situación económica actual y un ataque velado al sistema bancario. Me parece que queda muy bien reflejado qué es eso de la "burbuja económica", cómo los "valores" de bolsa son completamente artificiales y que suben y bajan en función de los rumores que haya (o que ellos mismos crean). Sin embargo, si la burbuja crece demasiado, es decir, si todo el mundo (desde el banquero hasta el jardinero) quiere ganar dinero a costa de los otros sin escrúpulos y sin vistas a largo plazo, llega un momento en el que explota. ¿Y qué ocurre? Que nos damos cuenta de que estábamos construyendo castillos en el aire y comiéndonos el pan de mañana... y que ahora nos hemos quedado sin casa y con hambre.

Lo peor de todo es que esto no es algo que ocurrió de repente, si no que había gente que sabía qué iba a pasar. Si alguien quiere enterarse bien de lo que ocurrió y de si la debacle del 2008 fue evitable, le recomiendo que vea el documental: Inside Job.

"Al alba conocí la obra" Chillida



Chillida-Leku es un paraíso artístico como pocos se puedan imaginar. Aunque permanece cerrado, el día 30/9 y 1/10 tuvo lugar allí mismo un seminario.

El primer día estaba dedicado a la filosofía. Partiendo de tres retos fundamentales de la obra de Chillida: el lugar, el tiempo y la tierra, Ricardo Pinilla presentó el pensamiento de tres filósofos: Heidegger, San Agustín y Bachelard. Gracias a los textos presentados y al interesante debate que se produjo después, pudo verse cómo las preguntas que se hacen son comunes, aunque la respuesta se exprese de manera diferente. La exposición temporal se encontraba, precisamente, dedicado a los homenajes recíprocos que se hacen Heidegger y Chillida. Un encuentro entre pensamiento y arte cautivador.

La segunda parte del encuentro fue profundamente estética, con el fin de despertar los sentidos, la imaginación y la sensibilidad, su hija Susana Chillida presentó su película Chillida. El Arte y los Sueños. Por la tarde y ya fuera de Zabalaga se leyeron y recitaron versos y palabras de poetas como San Juan de la Cruz, Jorge Guillén y Clara Janes. Tras ellos, los asistentes colocamos una frase de Chillida que habíamos elegido cada uno y la atamos a un globo que soltamos todos a la vez. 

Palabras para Chillida, aunque como diría él: "Más vale ciento volando que pájaro en mano". Y es que además de un gran escultor fue, también, un pensador y poeta, lo cual puede verse especialmente en sus gravitaciones (el mayor descubrimiento del seminario) como en el título de sus obras: Lo profundo es el aire, elogio al horizonte, escuchando a la piedra, el peine del viento o buscando la luz.

Steve Jobs, remember

Hay muchas personas que inventan artilugios novedosos, prácticos y revolucionarios, pero no todos tienen la capacidad ni ponen el empeño en hacerlos bellos. Steve Jobs sí. 

El Thomas Edison del siglo XXI hizo del ordenador un artilugio simple de usar: Macintosh. Cuando le despidieron de su propia empresa no se dedicó a pleitear, sino que creó Pixar y engrandeció el mundo de la animación. Cuando volvió a Apple, compró las empresas que él mismo había fundado: Next y Pixar y, no contento con ello, cambió la manera de hacer negocio con la música a través de Internet con Itunes y lanzó la telefonía móvil a otra dimensión con los IPhone.

Podrían decirse muchas más cosas, aludir a su secretismo como parte de su éxito, a cómo ha llevado un largo cáncer, etc. Finalizo con las mismas palabras del comunicado de Apple: "Su brillantez, su pasión y su energía fueron la fuente de incontables innovaciones que enriquecieron nuestras vidas. El mundo es inmensamente mejor debido a Steve".
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs