Preguntas

Comienzo mi etapa investigadora con recelo, con un cierto escepticismo, con un gran temor. Tanto que me ha hecho plantearme cerrar este blog y dejar de publicar, de producir para la gran máquina del sistema. Pero, este blog no se lo merece, porque ha sido la motivación, en muchas ocasiones, para seguir escribiendo. El problema no está en el hecho de publicar, sino de vivir exclusivamente para eso. Así se mata el pensamiento o, al menos, el filosófico. Escribir, investigar, publicar. Nacer, vivir y morir.

Aún así he dado un pequeño salto individual publicando un artículo sobre el 15M en la revista de la universidad Nuestro Tiempo. Algunos me han dicho que esperaban algo más pasional. No se hace política por medio de pasiones. Como diría Weber, se necesita corazón, pero sin duda mucha cabeza. El fin del artículo no es que uno sea capaz de colocar una etiqueta: "bueno/malo", "amigo/enemigo", sino que se haga una pregunta: ¿yo qué puedo hacer?

También comienzo un nuevo proyecto conjunto con el excelente grupo de Filosofía joven. Se trata de un gran salto, se trata de una ganancia. Sacar esto adelante es, como viene siendo habitual, mi gran aliciente. La respuesta está en el arte. Un momento... ¿cuál era la pregunta?  Philosophy painting. Ars vitae.


Mr. Brainwash, historia de un éxito

Exit Through the Gift Shop. Tercer y último artista: Thierry Guetta (Mr. Brainwash) 

El personaje más controvertido del documental. Un ser obsesionado con una cámara decide comenzar a filmar todas las acciones artísticas callejeras que lleva a cabo el también artista "Space Invader". A raiz de esto empezó a conocer a otros artistas callejeros a los que también filmaría en sus andaduras, hasta que un día se encontró con Banksy. Tras el fracaso del documental que Banksy le había encargado a Thierry, le animó a que experimentara qué significaba ser artista, pintar, montar un show.

Así lo hizo, pero para sorpresa de todos no se limitó a hacer algunas pintadas, sino que lo vendió todo para realizar un espectáculo de Street Art por encima de sus capacidades, pero que fue acogido por el público y le otorgó un éxito y reconocimiento inesperados y, quizá, inmerecido. 

Al menos eso piensan algunos por la rapidez de su triunfo, por la cercanía de sus obras al estilo de Warhol y Banksy... sin embargo, podemos preguntarno: ¿es bueno, es original, es arte? Si lo es, qué más da que no haya sufrido el rechazo y desprecio de la sociedad durante sus comienzos... si no lo es, no hay nada nuevo bajo el sol: la industria es capaz de vender cualquier obra por una gran suma de dinero y, lo mejor de todo, es que hay gente dispuesta a pagarlo. 




El tiempo pone a cada uno en su lugar

Banksy y el Street Art


Exit Through the Gift Shop. Segundo Artista: Banksy
El mayor representante del street art, un grafittero que ha expuesto en los mejores museos contemporáneos de nuestros días. Su identidad permanece oculta, mientras que sus obras ya se han convertido en las imágenes más representativas de una generación. 


Ingenio, ironía y crítica social son los elementos que le convierte en uno de los artistas más reconocidos.  Su estilo reivindicativo y pacifista ha hecho que sus grafittis se repitan hasta la saciedad. También critica la sociedad del consumo y sus fieles consumidores. Uno de sus momentos estelares fue cuando consiguió hacer una serie de dibujos en el muro de la franja de Gaza.


Además también tiene intervenciones urbanas de lo más curiosas, como por ejemplo, la realizada en Londres. Conseguir trasladar una cabina telefónica, trabajarla y volverla a dejar en la calle como si hubiera sido obra del vandalismo no es tarea fácil. La obra siempre interpela: ¿Qué clase de broma es esta?, ¿es arte?, ¿qué es el arte?

En 2009 realizó un show con el que no sólo dio a conocer su talento artístico, sino que removió los fundamentos del arte más tradicional. Los comentarios se centraron en el gran elefante cubierto de pintura infantil, un golpe de efecto fabuloso. Sin embargo, es en sus cuadros donde puede verse su originalidad: el arte es un juego, ¿jugamos?







"Obey", Shepard Fairey

Exit Through the Gift Shop. Primer artista: Shepard Fairey.


Se trata de un diseñador gráfico que se dio a conocer por sus pegatinas del luchador André el Gigante, que iba pengando por norteamérica con el lema: Obey. Otro de sus lemas es "piensa y crea, imprime y destruye". Estética propangandística y revolucionaria. Reivindica el espacio público como espacio principal para la vida artística y cultural, proponiendo una crítica a la hegemonía estética y presencial de la publicidad, encabezada por las grandes corporaciones financieras. Consiguió darse a conocer en todo el mundo por su diseño a cartel esperanzador de Obama.




Exit Through the Gift Shop



El verdadero artista es aquel que despierta en los otros el arte. Y frente a la pregunta sobre qué es el arte, todavía no he escuchado una respuesta más acertada que: "Aprende a ver arte en todo lo que te rodea".

El arte, el arte... el ego del artista, la ignorancia del espectador. A veces dotamos de una gran aureola al arte que no tiene por qué tener. El arte no va de eso. Por eso me encanta el arte callejero. O lo que es lo mismo, que el arte reviente los muros de los museos para instalarse en las calles.
Es por eso que, cuando acabó, estaba extasiada con el documental Exit Through the Gift Shop. Un simple aficionado a la cámara decide seguir a distintos artistas callejeros hasta que da con un verdadero genio: Banksy. Pero al final es este último es el que acaba haciendo un documental sobre el primero cuando se convierte también, casi de la noche a la mañana, en un artista reconocido.

Es prácticamente una locura, pero extravagantemente divertida. De momento solo hablo de la película, pero hablaré de las tres estrellas principales: Shepard Fairey, Banksy y Thierry Guetta (Mr. Brainwash)

Encuentros y comienzos

Con motivo de la JMJ, el museo Thyssen se sumó al programa con la exposición Encuentros, una muestra que incluye una selección de diez obras de su colección permanente de pintura antigua con la que se ilustran momentos de la vida de Cristo que transcurren entre su infancia y Resurrección. Cultura y sociedad. Arte y religión. Belleza y tradición.

Los cuadros que pueden verse hasta el 4 de este mes son obra de pintores destacados de escuelas del norte, como la flamenca, holandesa y alemana, y del sur, como la italiana, que trabajaron, entre los siglos XIV y XVIII. Las pinturas son una maravilla, aunque se hayan instalado en una pequeña sala que no deja lugar para mucha contemplación.

Hoy que comienza un nuevo curso y que la gente comieza a correr por los pasillos sea cual sea su dirección, les dedico el cuadro que más me gustó de toda la exposición: Cristo en la tempestad del mar de Galilea, 1596. Un pequeño y delicado cuadro del artista Jan Brueghel I. Bruselas, 1568 - Amberes, 1625. Óleo sobre cobre. 26,6 x 35 cm.


Paperblog : Los mejores artículos de los blogs