Yo voy a la JMJ


Hace unos años, cuando el recién elegido Benedicto XVI anunció que venía a Valencia yo me manifesté abiertamente en contra. No soportaba la actitud hipócrita de los cristianos, el abuso de poder del Papa o las riquezas de la Iglesia. Me decidí a apostatar junto con otros amigos. Pero antes de hacerlo encontré a una buena amiga a la que pedí toda clase de explicaciones. Fue la primera vez que un cristiano me daba razonamientos válidos. Y me decidí a leer el Evangelio. Todo cambió entonces. Todo radicalmente.

Me hace gracia que los argumentos anti-loquesea sigan siendo los mismos. Esto sí que es borreguismo, se vive y se repiten los tópicos que comenzaron en la Revolución Francesa, lo digo por experiencia. No se aceptan razonamientos, la crítica es algo visceral. Se puede explicar que la JMJ no cuesta dinero al Estado, que el 70% sale de los peregrinos y el 30% de empresas patrocinadoras, pero entonces se alude al gasto policial, como si no pagáramos la policía cuando tiene que proteger a los jugadores de fútbol cuando ganan la copa, o al recibimiento como jefe de Estado, etc. En general, no hay una actitud de diálogo con los creyentes. Una amiga cubana me preguntaba hace poco porqué en España hay esta actitud frente a los católicos cuando en América es algo que se respeta muchísimo. Hay muchas razones. Le contesté que en España convivían a la vez un fuerte clericalismo y anticlericalismo que distorsionaba en ocasiones la bella realidad de la Iglesia. La respuesta no se agota ahí. Ojalá la crítica se convirtiera en una búsqueda de la verdad sin condiciones.

Lo que más me molesta es que se haga uso de la demagogia y se aluda a cualquier país africano al que se le podía haber destinado el dinero de la JMJ. A primera vista parece que este es un gran golpe, pero lo cierto es que no, por varias razones. La primera que, como sabemos, de nada sirve dar dinero y olvidarse. La Iglesia católica es la institución que más sedes tiene y desde más tiempo en países del tercer mundo. Además no sólo ayuda económicamente, sino que aporta el personal: voluntarios, monjas, misioneros, etc. La segunda razón por la que no es un buen argumento es porque da a entender que los que vamos a la JMJ no nos preocupamos por los más necesitados. Mucha de la gente que conozco que va está comprometida con ongs, va al asilo cada semana o va a campos de trabajo en el tiempo de sus vacaciones. Estoy segura de que esta JMJ nos animará a ser más solidarios, a dar un paso en nuestro compromiso con la sociedad. Ojalá en vez de una manifestación antitodo se hubiese convocado un mercadillo solidario con el que recaudar dinero.

A mí me parece muy bien que se manifiesten en contra, la verdad, están en su derecho. Además en algunas críticas pueden llegar a tener razón. Siento que mucha gente encuentre dificultades para ir al trabajo esos días y otras contrariedades que puedan ocurrir en estos días. Bien, la cuestión es que yo me voy hoy mismo de voluntaria a la JMJ, a dormir en un saco en el suelo todos estos días, a conocer a gente de todo el mundo, a escuchar al Papa, una gran figura intelectual que cree en los jóvenes. En definitiva, a dar un paso adelante en mi fe.

6 comentarios:

Jaime Nubiola dijo...

Me ha encantado, Raquel! Estaré apoyando. Acabo de enviárselo a un amigo mío al que no le gusta la JMJ.

Afectuosamente,

Jaime

Νίκος-Εμμανουήλ dijo...

Ante tanta crítica feroz por la visita del Papa, llevo varios días dándole vueltas al asunto y ahora compruebo que gran parte de tu post coincide con muchas de mis conclusiones.

Uno de los lemas de quienes se oponen a la visita es "Con mis impuestos no". Sólo quiero señalar que con mi cuota mensual, un sindicato al que estuve afiliado hasta hace unos días participó con varios autobuses en diferentes "desfiles del orgullo gay" (colectivo éste que me merece todos los respetos). Mientras Cáritas atiende cada día a más trabajadores en desamparo, los sindicatos dedican parte de las cuotas de sus afiliados a "menesteres" no muy imprescindibles en los tiempos que corren... ¡de vergüenza!

Saludos y felicidades por el blog

Nelson dijo...

Hello my friend! I have been visiting your blog. Very understandable , simple and elegant. Congrats for your work. Visit me too. I wish a excellent tuesday for you, with very smiles and peace! Thanks for sharing!

Raquel dijo...

Muchas gracias Jaime, espero que también le guste a su amigo.

Hasta pronto!

Raquel dijo...

Nikos, gracias por tu comentario.

Hoy en día vivimos un gran momento, la sociedad ya no va a permanecer parada mientras el Estado se gasta el dinero sin contar con el pueblo. Eso me parece algo muy positivo. La cuestión es no ser hipócritas y exigírselo siempre, no sólo con lo que uno no está de acuerdo.

Un saludo!

Raquel dijo...

Thanks for your comment.

Will visit your blog and Rio de Janeiro in 2013! I hope you're there!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs