La visión del genio, la técnica del maestro

Un buen modisto debe ser arquitecto para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida. Balenciaga

Tengo escasas nociones de moda, sin embargo, podría mencionar varios personajes importantes de la moda: Chanel, Dior y Balenciaga. Ambos fueron revolucionarios del mundo de la moda. Al menos eso aprendí en el Cristóbal Balenciaga Museoa.

El edificio es una joya arquitectónica, obra del equipo AV62arquitectos. La fachada principal se eleva por encima de las pequeñas casas de Getaria, pueblo natal del diseñador. En su interior el museo se divide en siete salas que parecen flotar y que se dividen según el momento para el que está diseñado el traje: cóctel, noche, trajes de novia, etc.




Los vestidos son verdaderas piezas de museo, sin embargo, creo que hay dos inconvenientes. Por un lado, los vestidos estaban pensados para realzar el cuerpo de la mujer y pierden soltura en el maniquí. Por otro lado, las salas del museo, aunque tienen un insinuante juego de luces, son demasiado oscuras para apreciar los vestidos. La mejor sala es, sin duda, la última: Balenciaga esencial, donde la luz es perfecta, hay pantallas donde el visitante puede ver cómo se lleva a cabo el diseño y la confección y algunos vestidos giran sobre sí mismos para disfrutarlos desde todos los aspectos. Gran exquisitez y elegancia.

Es un museo incipiente, pero con gran potencial. Sobre todo, me pareció interesante que se abran espacios en los que se dé respuesta a la necesidad de repensar la moda y se ponga de relieve grandes figuras que, no sólo hicieron negocio, sino que creyeron en ella.



No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs