Viejos libros, lecturas de verano

En los últimos meses he podido leer bastante, pero no he comentado ningún libro y, no les haría justicia, si al menos no les dedicase un par de líneas en el blog. 

El primer puesto de mención se lo merecer: Retorno a Bridesheadde  Evelyn Waugh. Si no lo has leído y quieres saber de qué va puedes encontrar un buen resumen aquí. No voy a hacer un resumen, ni un planteamiento filosófico-religioso que es en lo que se podría caer con facilidad. No. Sólo diré que fue un libro que no me gustó nada cuando lo terminé, pero quizá haya sido de los que más vueltas haya dado y más me haya interesado comentar... ¡Incluso llegué a participar en un grupo de Facebook para comentarlo! Con el poso del tiempo y la reflexión he ido descubriendo maravillas en sus páginas y en sus personajes. Nunca los olvidas. También hay película y serie, no las he visto. Sí he visto, en cambio, la serie Downton Abbey, que recomiendo especialmente a todos aquellos que disfruten con el clima inglés-burgués de principios del siglo XX.

En segundo lugar se encuentra El guardián entre el centeno de Salinger. El autor se mete de manera prodigiosa en la mente del protagonista de diecisiete años. La historia sólo cuenta un par de días: desde que lo echan del colegio privado donde vive y la vuelta con su familia, con la que teme enfrentarse con un nuevo fracaso. En el transcurso no deja de entrar y salir de bares, de hablar de amores y de desear encontrarse a sí mismo. Aunque hay muchos temas que merecen ser tocados, sólo quiero la especial relación que tiene con su hermana pequeña y la conversación que tiene de madrugada con ella. Excepcionalmente entrañable. Sin embargo, el tono del libro es más bien sarcástico, cínico e, incluso, pesimista y, lo cierto, es que el lector acaba el libro teniendo esa sensación con la vida.


El tercer puesto lo comparten dos libros:
1. Dios ha nacido en el exilio, de Vintilia Horia. La historia narra ficcionadamente el diario del poeta Virgilio en el exilio, en Tomis. El autor, como ha hecho en otros libros magistralmente, parte de un hecho histórico, de datos reales para recrear toda una historia literaria alrededor. Aunque esta técnica me encantó en su obra La séptima carta, aquí me decepcionó ya que me dio la sensación de que los personajes actuaban anacrónicamente. Aun así borda la sensación de lo que supone un exilio.

2. Luces de Bohemia de Valle-Inclán. Obra de teatro divertidísima en la que se muestra el esperpento en su plenitud. Me encantó, pero he de reconocer más que por ser una gran obra, por mi gran debilidad por el espíritu español y su especial manera de ver la vida. Es una joya de la literatura castellana y muestra como nadie la especial relación que tenemos con la intelectualidad y los intelectuales: al mismo tiempo le hacemos altares, como que no les hacemos ni puñetero caso... Spain is different y a mucha honra.

Ahora, estoy volviendo a releer El retrato de Dorian Gray que espero comentar pronto.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs