Una habitación y media


Llegué sin saber lo que iba a ver, además la película estaba en versión original (ruso) con subtítulos en inglés. Pensé que no sería capaz de acabarla, no obstante, lejos de ser un impedimento hizo que me metiera mucho más en la película, en el tratamiento de la imagen y de los sentimientos. Se trata de un biopic sobre la vida del poeta y premio Nóbel Joseph Brodsky.

Si tuviera que definir esta película en pocas palabras diría que es una vuelta, un retorno. Por un lado, a Rusia de la que tuvo que exiliarse. Por otro lado, a sus recuerdos, a su casa, a su familia. Pero, ¿qué ocurre cuando los recuerdos no se corresponden ya con la realidad? ¿Qué es la realidad sino los recuerdos que guardamos de ella?

De esta manera se presenta una visión crítica con el comunismo, pero sin durezas. Esto se consigue de una manera poco usual y muy acertada. El director de la película, Andrey Khrzhanovskiy, se dedicaba al mundo de la animación hasta obsesionarse con Brodsky y decidir hacer un biopic sobre él, de tal manera que se intercalan pequeñas animaciones muy manuales que consiguen convertir la dureza de la historia en poesía.

Son los rusos hablando de Rusia, de su historia, de sus recuerdos. Se puede ver cómo las familias se ven obligadas a dejar sus hogares para tener que vivir en "una habitación y media", de ahí el título. Pero eso, también puede llegar a convertirse en un hogar. Después está la etapa de juventud de Brodsky, las conversaciones con su círculo de amigos, el panorama intelectual y sus inquietudes poéticas. En varios tramos aparecen versos del premio Nóbel que llegan a sobrecoger.



También os recomiendo el libro de ensayos Menos que uno en la que se basa la película y Seis poemas de Joseph Brodsky de Antonio Martínez Illán, gran conocedor de este autor.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs