El futuro vendrá mañana

Últimos días de clase. Fin de la carrera. Grandes frases que bordan lecciones magistrales y que recordaremos toda la vida. Mientras uno recita a Salinas: "Fue, qué duro, pero a veces sólo queda un fue"; otra recuerda a su manera a Wittgenstein: "La filosofía es como el mapa de una ciudad, ahora que lo conocen les toca recorrer las calles y abrir caminos, que nunca están en las mapas". Y, finalmente, nuestra madrina que ya no podía decirnos más cosas nos invitó a ser nostálgicos del futuro, pero nunca del pasado: "Nostalgia por la casa conquistada, no por la perdida".

"Las vacaciones de Hegel" Magritte
Quedémonos con esto último, nada de nostalgia, ni llantos, ni lamentos. ¿Qué he aprendido en el último curso? He recorrido la historia de la filosofía hasta meterme de lleno en la posmodernidad. Aunque quede demasiado logocéntrico haré un breve repaso cronológico. Este año he estudiado el problema de la identidad comparando a San Agustín y Descartes; me he introducido en el mundo del derecho con un seminario sobre Los principios de filosofía del derecho de Hegel con el que he realicé mi último trabajo de la carrera: "El concepto de enajenación en Hegel y Marx"; Me he enfrentado por duplicado a Heidegger y he entrado de lleno en "la fiesta del pensar" al leer parte de Ser y Tiempo y El origen de la obra de arte. También, no sé muy bien por qué, he estudiado no sólo filosofía de la ciencia, sino las paradojas matemáticas de Hilbert y el problema de incompletud de Gödel, pero sobre esto no tengo mucho que decir. Donde queda mucho que decir (y hacer) es en el terreno de la filosofía política: Weber, Carl Schmitt, Berlin, Rawls y, por supuesto, Habermas.

Pero, sobre todo, he aprendido a disfrutar y lo más importante es que lo he hecho como una enana. Sin duda lo he hecho en el seminario sobre "Cultura emocional e identidad en el cine y la televisión" y otro sobre la relación entre el la literatura y el cine (que ya he ido comentando en otras entradas). Tampoco puedo olvidar los buenos momentos realizando el tema semanal de Filosofía joven que a la vez me quita y me da la vida. Y lo que quedará para la posteridad es que después del estudio de la teoría del arte, la estética y la french theory (Foucault, Deleuze y Derrida) he realizado, junto a mis compañeros de clase, una obra-perfomance-fluxus que instaura un nuevo concepto dentro de la historia del arte: philosophy painting.


Cuatro años no son nada. Y, ¿el futuro? El futuro vendrá mañana, os lo aseguro, no hace falta pensar en él.

Niñatos mimados y burgueses

Ayer una profesora nos llamó "niñatos mimados y burgueses" y añadió "ustedes lo que necesitan es pasar una guerra". Quizá tenga razón. Presenciamos continuamente "revoluciones", muertes y asesinatos desde el caliente sofá de casa o nos quejemos de las injusticias sociales sentados tranquilamente frente a la pantalla del ordenador. Eso va minando nuestra sensibilidad. Esta mañana he encontrado un pájaro muerto en la terraza, estaba siendo deborado por una comunidad de hormigas. Hacía tiempo que no estaba tan cerca de la muerte y he tardado en recogerlo. Creo que no hace falta explicitar la sensación que produce pensar que en otras partes del mundo la recogida de cadáveres es tarea asidua. 

Quizá no haya escrito más sobre Japón, Costa de Marfil, Libia porque no sé qué se puede hacer, porque cuando se habla de ello es fácil caer en reprimendas a Occidente, a nuestra forma de vida, a nuestra indiferencia. Creo que no va de eso, aunque tampoco sé de qué va y le sigo dando vueltas. Pero que nadie busque respuestas fáciles.

La semana pasada vi una película que me impactó mucho: "Una habitación y media" sobre la vida del poeta Brodsky. Hablaré de ella con profundidad, pero lo interesante ahora es que gracias a sus escritos, a sus poemas, ahora tenemos una visión de lo que supuso la dictadura comunista en Rusia. Entre las miles de cosas que pensé a raíz de la película fue el valor del arte y pensé en Art Dubai, la feria de Arte Contemporáneo que tuvo lugar en Dubai del 16-19 de marzo de este año. Pensé que quizá ya se estaba recogiendo algo de todo esto allí. No encontré o no supe encontrar mucho, pero me topé con la artista Shahzia Sikander que merece la pena traer ahora.

 
 

Surprised by Philosophy

La semana pasada tuvo lugar el Patrón de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra. Entre todos los actos previstos estaba el concurso de vídeos "¿Qué se esconde en el Central?". Los ganadores del concurso fueron dos alumnos de 2º de Filosofía que se atrevieron a recorrer la historia de la Filosofía en 4º minutos: Aristóteles, San Agustín, Descartes, Kant, Wittgenstein, etc. ¡Muchas gracias!

El vídeo no tiene desperdicio y yo creo que también pasará a la historia:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs