El preciosismo del color


Sé poco de cine y mucho menos de cultura oriental y, en concreto, china, pero os puedo asegurar que esta película es una obra de arte: "Hero". Creo que he descubierto la importancia de la fotografía con esta película de Zhang Yimou y protagonizada por Jet Li del 2002. Pero no son solo las imágenes cuidadas, sino la manera de narrar. La verdad es que me ha recordado mucho a Kurosawa en esto ya que él fue el quien inauguró el perspectivismo dentro del cine: contar la misma historia desde los diferentes puntos de vista, de tal manera que ya no es la misma, hasta que con la última narración te enteras de lo que realmente ocurrió. 

También me ha recordado por la estética, aunque no es comparable la utilización del color en esta película. Es impresionante que sólo con el escenario y el color del vestuario se esté narrando algo tan distinto. Hay que se muy grande para sacarle partido a hasta lo más pequeño. Luego si sois de los que se fijan en los diálogos, tampoco tiene desperdicio: lo más importante es la reflexión acerca de la palabra y la escritura, de cómo reflejan lo que cada uno lleva dentro. La maestría con la caligrafía tiene mucho que ver en la maestría con la espada. Ah, por supuesto, están las artes marciales, las espadas, las batallas, las conquistas, las vengazas y la unificación del territorio chino. También se refleja el sacrificio, el honor, el amor y el engaño. 

Preciosismo del color, lo califican algunos, para mí algo sublime.


Encontrarás dragones



Solo el que sabe qué busca acaba encontrando lo que buscaba. Parece que todos buscamos algo o al menos siempre terminamos encontrándonos con cosas que no buscábamos. Esta es la primera gran metáfora de la película "Encontrarás dragones": un periodista busca información para escribir sobre un sacerdote muerto y al final acaba encontrándose con su padre. Todo sea dicho: el sacerdote es Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. Eso es importante, muy importante, pero no lo más importante. No es una película sobre él, pero quien la vea se enterará de quién es.

Lo más interesante de esta película es la metáfora de los dragones. El director de la película Roland Joffé, un ateo de izquierdas como él mismo se califica, explica que los dragones son la ira, la envidia, el rencor, etc. que todos llevamos dentro. La cuestión está en cómo cada uno trata con esos dragones. Algunos se dejan guiar por ellos, como es el caso de uno de los protagonistas de la película: Manolo (el padre del escritor que dijimos antes). Otros, en cambio, consiguen dominarlos y buscan el perdón, como es el caso del sacerdote. La lista de actores no tiene desperdicio, tampoco sus interpretaciones. Entre los internacionales: West Bentley, Olga Kurylenko, Dougray Scott, y entre los nacionales Unax Ugalde, Ana Torrent y Alfonso Bassave.

Creo que estas dos metáforas son lo central, pero no es toda la película. La historia se pone emocionante con el estallido de la Guerra Civil española. ¿Otro relato más sobre esta maldita guerra? No, como suele pasar, las miradas extranjeras suelen ser más objetivas que las nuestras y lo que se trasmite en esta película es que no hubo ni buenos ni malos, ni los sigue habiendo hoy en día. Me parece que relatar la Guerra Civil y no caer en banderías ni ideologías es un gran logro, pero además transmitir un mensaje de perdón y reconciliación es casi un milagro. Reconciliarse, para empezar, con uno mismo por todo lo que se ha hecho y se ha dejado de hacer en la vida. Luego, reconciliarse con los otros.

¿Qué  encontrarás si vas a verla? Encontrarás de todo. Encontrarás tres horas y media de relato comprimidas en apenas dos.  Acción, buena fotografía, buen cine. Encontrarás tres historias a veces no del todo bien enlazas, dos formas de luchar en la vida, un drama. Encontrarás dragones.

¿España? Sin duda

Un terremoto, un tsunami y una amenaza de irradiación nuclear. Una revolución, una guerra y una amenaza contra el Mediterráneo. Respecto de Japón lo que tenía que decir lo hice en la Revista +68: lo importante es la catástrofe, no el debate sobre la energía nuclear en Europa. Eso ya vendrá cuando hayamos rescatado a los supervivientes.  Respecto de la reciente intervención internacional en Libia habría mucho que comentar: la locura de Gadafi, hasta qué punto la comunidad internacional debería y debe entrometerse en otro país, la paradoja de que Zapatero entrara en el Gobierno por oponerse a una invasión y salga apoyando una, etc. 

Una imagen que no tiene nada que ver
con la política, qué descanso.
Pero todo ello me excede por completo. La política es algo sumamente complicado donde necesitas continuamente el apoyo de la gente. Organizar el acto más pequeño conlleva mucho esfuerzo y no siempre sale como querías. Sí, estoy hablando en clave personal, pero eso no es lo interesante. La cuestión es que la semana pasada pude escuchar a Rosa Díez, dirigente de UPyD y recobré algunos visos de confianza en la política. Habló de que la crisis que vivimos es una crisis política. Metió caña a los dos partidos mayoritarios, criticó la falta de cohesión, la desmembración y la duplicidad con la que se da todo en España. Abogó por un cambio del modelo territorial y competencial, por un régimen económico austero y una mayor igualdad. En definitiva, apostó por la democracia y la libertad. No está mal para los tiempos que corren. 

España siempre es un tema que me preocupa, su particular modo de tomarse las cosas, el humor español y esperpéntico que tanto me gusta. Sus ansias de regenerarse y, al mismo tiempo, su anclaje en lo más cañí y folklórico. Su bipolaridad y pendularidad, podemos ser lo que queramos, pero lo somos al extremo. Volveré sobre ello.

Promoción de Filosofía XLVIII

"Pregunta: ¿Qué hacer para no perder el tiempo? Respuesta: sentirlo en toda su lentitud". (Albert Camus)

Este fin de semana ha sido mi licenciatura (aunque no, todavía no he acabado la carrera). Todo ha salido mejor de lo que esperábamos. Aún así, una vez pasado el "acto", los nervios, las fotos y esas cosas queda la reflexión sobre cuatro años de carrera. De eso nos encargamos los delegados. En nuestro discurso hicimos un breve recorrido por la historia de la Filosofía, desde Platón a Heidegger pasando, cómo no, por santo Tomás. 
 
De la reflexión sobre nuestra promoción se encargó nuestra madrina: María Antonia Labrada. Nos enmarcó en la generación del milenio y destacó sus características en cada uno de nosotros: "Es una generación emergente, divertida, con seguridad en ellos mismos, multifuncionales, energéticos, que interactúan, y multiculturales".   

Queda la reflexión sobre el futuro. La Vicedecana, Monserrat Herrero, comenzó el cierre de acto con estas palabras de Koyré: "Nunca se ha mentido tanto como en nuestros días", con las que nos animaba a ser vsiempre eraces en el resto porque como dijo otro profesor, don Sergio Sánchez-Migallón, con palabras de Scheler, "los filósofos somos funcionarios de la humanidad". Ahí queda eso.

Fantastic film

En la última semana he visto cuatro películas. No tienen nada que ver entre sí, así que cada uno merecería un post, pero bastará con lo dicho. El resto lo dejo al gusto del consumidor. Las pongo en el orden que más me han gustado:

1. Fantastic Mr. Fox - Se trata de una fantástica película de animación basada en el libro de Roald Dahl. La historia es sencilla, un zorro "de mediana edad" que se aburre en su idílica vida y necesita emociones más fuertes por lo que decide dar su último gran golpe. Lo cual tendrá consecuencias nefastas para toda la comunidad animal. No es una película para niños: es irónica, se ríe de todas las películas de este estilo con humor sutil. La técnica es artesanal y las voces son alucinantes.

2. Amerrika - Drama tierno que narra las dificultades que tiene una familia palestina que decide jugarse la vida para alcanzar América. Sin embargo, el momento es ciertamente complejo, con la construcción del muro israelí por un lado y el inicio de la guerra en Irak por otro. Se muestra a una familia que vive en constante minoría: cristianos en palestina, palestinos en América. Lo que podría convertirse en un sentimentalismo fácil o una crítica feroz queda muy lejos de esta película que se centra en la adaptación y aceptación de la familia. 

3. Smoke - Escrita por Paul Auster, esta película nos presenta a cuatro personajes, sus trágicas y vidas y a medida que avanza la película la conexión que existe entre todas ellas. Todos están solos, son fumadores empedernidos y no jugaron limpio en el pasado. Pero sobrellevan la vida. La narración tiene escenas y reflexiones muy interesantes sobre el tiempo, la paternidad, en definitiva de las relaciones humanas.

4. Aprendiz de brujo - Una fantasmada como otra cualquiera inmersa en el mundo Disney. La historia de Merlín se traslada al siglo XXI donde un joven aprendiz de brujo tendrá que acabar con la malvada Morgana. La confianza, la amistad y la ayuda de la ciencia (sí, sí, de la ciencia) ayudarán a salvar a la humanidad. Excelente para ver con niños o para despejarse por completo.

Becada

Llevo cuatro años viviendo en Colegios Mayores. Hoy me he becado. No es que me gusten espacialmente estos actos académicos, pero he de reconocer que me ha hecho ilusión. Acto académico, lección magistral, imposición de becas, fotos, saludos y sonrisas.

La semana que viene me licencio. Acabo la carrera. Profesores, familia, lectura de la memoria de los cuatro años, nervios, fotos, saludos, sonrisas. Todo acaba y todo empieza, pero al menos no acaba igual que empezó. «El ave de Minerva levanta el vuelo al anochecer.» Hegel

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs