C'est la vie!

¿Qué hacer en enero que no sea ir de compras? No soporto las compras y, mucho menos, las rebajas, las tensiones y los probadores. Supongo que, en realidad, lo que me pone nerviosa es sentir la tendencia  que hay en cada uno de vivir superficialmente, de vivir tan rápido de olvidarnos en vivir. O quizá sea que ya ha empezado mi último trimestre de carrera y mi vida de universitaria se acaba... Dicen que cuando estás acabando la carrera te da por hacer cosas raras... incluso por preguntarte qué es la vida.

Pero, ¿cómo saberlo?, ¿qué significa vivir de una manera no superficial? Yo no tengo respuesta a esto, pero Heidegger me ha conducido a un buen lugar. Si alguien las busca creo que le será muy útil leer Las Confesiones de San Agustín. Hace poco que lo he leído, de un solo tirón. No entiendo cómo he podido pasar tanto tiempo de mi vida sin hacerle caso. Si alguien quiere saber algo de qué es el amor, la amistad verdad, los sentimientos y la afectividad y, además de una manera cercana y rápida, debe pasar por este libro.

No es solo una conciencia que examina sus pecados, es un corazón abierto de par en par que llora de angustia, que se pregunta el por qué de su vida y anhela incesantemente la felicidad. Pero además no la busca solo para él, sino que el itinerario lo recorre junto con sus amigos. Amigos verdaderos, verdadero amor que les llevará hasta el Amor. Se trata de una historia real en las que se perciben las dificultades, las luchas, las tentaciones, las esperanzas, los miedos y las alegrías. En este contexto se entiende perfectamente la frase "es malo sufrir, per es bueno haber sufrido".

Tardé te leí, San Agustín, tarde te leí.

6 comentarios:

sylvia dijo...

Tienes razón en que leer las Confesiones es algo que todos deberíamos hacer. Es tan alentador ver que para todo hombre es posible encontrar la Verdad, la Felicidad y el Amor....a pesar de que a veces sea tras una larga búsqueda.Pero no digas que tarde te leí, porque nunca es tarde si la dicha es buena!!!!

Carver dijo...

Una reflexión muy actual diría.

Un saludo

Geles dijo...

De las rebajas de enero a San Agustín. De la búsqueda de la ropa "buena, moderna y barata" a la búsqueda de la verdad, el amor y la felicidad. Realmente, esta eres tú, Raquel... en todo siempre filosofando... ¿quien dice que la filosofía es algo abstracto y lejano al hombre corriente?

Suerte con el fin de carrera... en realidad no es más que el principio de otras carreras!!

Saludos desde las playas soleadas de Alicante.

Raquel dijo...

Gracias Sylvia, tienes razón: nunca es tarde.

El otro día escuché una definición de Las Confesiones que me gustó mucho: "Es un libro sobre lecturas y amigos". Creo que, efectivamente, así es.

Raquel dijo...

Carver, cuanto más leo a san Agustín más moderno y actual me parece.

Raquel dijo...

Geles... gracias por recordarme siempre quien soy.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs