Siete bellas vidas

Las propiedades de la belleza en Santo Tomás, las propiedades del juicio estético kantiano, El nacimiento de la teoría del arte en Lessing y el Laocoonte, Teoría y práctica de las vanguardias históricas... Deleitémonos mientras podamos en llevar una vida estética. Lo más sublime que puede hacer el hombre es buscar la belleza por la belleza misma. Creo que me voy a dedicar a esto durante estas vacaciones. Y a pensar, a pensar en temas que ya tengo pensados, que incluso ya creía olvidados, pero que siguen mordiendo por dentro.

Siete horas, siete cervezas... siete vidas tiene un gato.
¿Y nosotros cuántas tenemos?
¿Cuántas nos quedan?

Sólo al final de la partida sabremos si hemos ganado.
¿Ganado el qué?
No preguntes,
Sigamos jugando.

La vida es bella.

William Congdon

2 comentarios:

sylvia dijo...

Qué descanses y no pienses tanto...no pienso pensar en mucho, pues pienso que pensar cansa,pero sin pensar pienso que que no puedo dejar de pensar.....feliz Navidad!!!

Raquel dijo...

Jajaja...

Estás hecha una bloggera y una filósofa sensacional.

¡Feliz Navidad!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs