Verano ¿azul?

Hace mucho que no escribo. Mentiría si digo que no sé lo que he hecho porque no he parado en todo el verano. Por supuesto no me he puesto todo lo morena que parecía me iba a poner, ni estudiado inglés todo lo que me había propuesto, ni leído ni la mitad de libros que había imaginado.

Sin embargo, he conocido y he podido convivir con gente de Méjico, Honduras, Ecuador, Colombia, Estados Unidos, Chequia, Eslovaquia y Croacia. He visitado Bilbao, San Sebastián y Lourdes. He jugado por primera vez al pádel y no me he sentido demasiado torpe. He organizado un ciclo intercultural titulado "Color-blind?" con el que he aprendido mucho. También he presentado un concierto de música clásica a pesar de no tener oído. Y he disfrutado leyendo. Aunque ya contaré sobre ellos, han caído en mis manos: La elegancia del erizo, Alicia a través del espejo, La séptima carta, Cartas a un joven poeta y La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guersney. Apasionadamente surrealistas.

La realidad siempre supera a la imaginación.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs