Diario de...

Diario de un surfista: hay que dejar pasar muchas olas hasta que aparece la que te lleva hasta la orilla. No importa cuántas dejes pasar, lo importante es estar seguro con la que pilles.

Diario de un socorrista: no puedes dejar pasar ninguna ola. Todas pueden llevarse por delante a un bañista. No importa cuántas pasen, lo importante es que estés seguro de que no va a pillar a nadie.

Diario de una bañista: hoy no he visto olas, ni al mar, sólo a una mujer marroquí que se buscaba la vida recogiendo agua de las pequeñas duchas que hay a la salida de la playa y que sirven para quitarte la arena de los pies. ¿El agua es potable? Al menos no debe ser muy recomendable. Pone el garrafón en el carrito y coge al niño en sus brazos. No importa nada de lo que ha pasado, lo que es seguro es que hay personas que realmente se enfrentan a la vida.

2 comentarios:

J. F. Guíxols dijo...

Me gustó tu blog, saludos desde CHILE

Raquel dijo...

Guíxols, muchas gracias por tu visita y comentario.

Nos seguimos leyendo.
Un saludo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs