Crash-ed

Hace poco leí una crítica a la película Crash y hoy he vuelto a verla. La primera vez que la vi en el cine me gustó. Ahora, me ha impresionado menos, pero he sacado más matices. La película se desarrolla en Los Ángeles y te presenta seis grupos de personas de razas y vidas muy diferentes que aparentemente sólo tienen en común sus prejuicios y miedos respecto de los otros.

Sin embargo, nadie es lo que parece. Todos los personajes están sujetos a sus condiciones particulares y se ven afectados por los estereotipos que la sociedad ha creado para cada uno de ellos, en sus juicios, sus actos y sus creencias. En realidad, todos se ven afectados por la vida de todos. Remito en este momento a la canción "Cadenas"de Nach Scratch en la que también puede verse la repercusión que tiene la vida de los otros en la nuestra y viceversa.

Se trata de un juego de narración en el que se van entrelazando cada una de las historias, un juego de planos que te va llevando hasta el final y en el que no puedes evitar sentirte involucrado. Involucrado si la ves no sólo como una película más, sino como una manifestación de la actualidad. Hay interculturalidad, pero también mucho choque entre culturas, mucha violencia, mucho desprecio y, sobre todo, mucha ignorancia.

La película transmite muchos mensajes, creo que el principal es que, a pesar de tanta globalización, no sabemos con quién convivimos y eso acarrea muchos y graves problemas. ¿Moralista? No hay ni buenos ni malos en Crash, sólo personas que cometen unos actos u otros que se entienden en el conjunto de su vida. No diría moralista, sino con moraleja, con doble fondo que se puede interpretar de muchas maneras.

Uno de los presupuestos más bajos de la historia, tres Oscars y mucho para comentar. Me apunto a ver el resto de películas de Paul Haggis, el director.

2 comentarios:

Daniel Dragomirescu dijo...

An interesting blog. Congratulations.
Daniel D. Peaceman, writer and editor

Raquel dijo...

Thanks, Daniel!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs