Bilbao, con mucho arte


Pamplona, San Sebastián y Bilbao. Ayer estuve en Bilbao y, por fin, conseguí entrar en el Guggenheim. No siempre es fácil encontrar a gente interesada en pagar por ver un arte que no entiende. No siempre es fácil, tampoco, encontrar exposiciones que aunque tengas mucho interés, entiendas. Ayer confluyeron todos los puntos y entré y valió la pena sólo por disfrutar del interior del edificio.

Merecen la pena entrar por las esculturas de Richard Serra. "La materia del tiempo", son siete esculturas de acero con dimensiones impresionantes en forma de espiral y en las que puedes introducirte. También mereció la pena la exposición temporal de Anish Kapoor, un autor indio (desconocido hasta el momento para mí) que trabaja el color de forma pura, el color por el color, de una forma que consigue introducirte dentro de cada obra. En menor medida debo reconocer que me impactó Robert Rauschenberg y su exposición "Gluts", caracterizada por el uso de materiales recogidos en desguaces con los que realiza ensamblajes de metal. Con ello, Rauschenberg realiza una crítica de la situación económica de su Texas natal, en un momento de crisis motivado por los excedentes de petróleo en el mercado. (¿Nos suena?)

Merece la pena el Guggenheim y el Museo de Bellas Artes, en el que ya he estado en otras ocasiones (que en cuanto a museo es excepcional). Merece la pena Bilbao, pero sobre todo pasear por la Ría, descubrir la marcadas líneas clásicas de Deusto y maravillarse las modernizaciones que se están llevando a cabo en toda esa zona, unos edificios espectaculares en un entorno precioso. Aúpa Bilbao.

3 comentarios:

Belen dijo...

sin palabras...

Raquel dijo...

A mí, tus comentarios, sí que me dejan sin palabras. Desconcertante, pa' variar.

Un saludo!

Zelai Gonzalez dijo...

Aupa Bilbao!!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs