Pegados a la gran pantalla

Además de libros también están las películas. Debo reconocer que he visto mucho cine y, de vez en cuando, muy buen cine.

Empecemos por el cine clásico imprescindible, como es el de Rossellini y su serie sobre las desolaciones de la guerra: "Roma citta aperta", "Europa 51" y "Alemania, año cero". Siguiendo con el neorrealimo italiano hallé un gran descubrimiento, el director Vittorio De Sica, con películas tan dramáticas como "El ladrón de bicicletas" o tan inovadora y desternillante como "Milagro en Milán", la mejor de todas las mencionadas hasta ahora.

De lo que uno nunca puede escapar es de Hollywood. Desde las películas con fondo histórico-reivindicativo e historias muy bien contadas como "JFK", "El desafío. Frost contra Nixon", "Amazing grace" o "Valkyrie". Hasta el más puro estilo hollywudiense con venga de efectos especiales que te alteran el pulso cardiaco como puede ser "La sombra del poder" o "Eagle eye".

Aunque también hay algunas películas que están fuera del tiempo. En realidad de esto quería hablar. La única película que quería recomendar era la última que acabo de ver: "El erizo". La historia está basada en la novela de Muriel Barbery, "La elegancia del erizo", lo que ya dice mucho a muchos lectores. No voy a entrar en si es fiel al libro o no, porque creo que lo que se ha conseguido son dos obras que aunque están conectadas funcionan perfectamente por separado. La película, eso sí, mantiene la "Filosofía de servilleta", como lo denomino yo, que quiere decir profundas reflexiones en frases bonitas que quedarían bien incluso escritas en la servilleta de un bar. Vamos, que hay fondo, mucho fondo para tratarse del primer rodaje de la directora Mona Achache. Fondo, intimismo y poesía. Poesía en la vida de las protagonistas, en sus palabras, en cada uno de sus fotogramas y que estalla como un cañonazo al final. Aquí os dejo el trailer:


2 comentarios:

Pablo Hernández Blanco dijo...

'El ladrón de bicicletas' es una de mis películas preferidas. Recuerdo hace años, en plena obsesión cinefílica, un debate en algún foro de cine sobre si el final de la película (la última escena, vaya), era esperanzador o no... fue muy bueno (por si te interesa, yo decía que era más o menos 'optimista', mientras que la mayoría sosteniía que era claramente un final tristísimo).

Raquel dijo...

Me interesa muchísimo tu opinión, ya que yo también sostengo que es un final triste y desesperanzador. Te recomiendo que veas, si no la has visto ya, "Mi tío Jacinto". Se trata de una película española que trata el mismo tema, pero con un final muy, muy diferente donde sí hay esperanza.

Gracias y un saludo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs