Valle-Inclán, Azorín y Unamuno

Hace tiempo que no hablo de libros o, quizás, es que ahora estoy leyendo más y necesito hablar de ellos. Leí a Valle-Inclán, pero no su parte esperpéntica, que es la que me gusta, sino la modernista de las Sonatas: Sonata de Primavera. Sin embargo, el concepto del quietismo, de eliminar el tiempo de sus estampas, de pintar con la escritura es excepcional. Cromatismo y sensualismo que raya lo profanatorio tampoco faltan.

Otro libro ha sido Castilla de Azorín. Una radiografía de España, pequeña literatura de viaje a modo de glosas que él llama "cuadros". Cuadros, porque también pinta cuando escribe. Grandes panorámicas que se van acercando hasta el más mínimo detalle, dando mucha importancia al alma de las pequeñas cosas y desarrollando las ideas, hasta ahora desconocida para mí, del concepto nietzschiano del eterno retorno. Destacar el "cuadro" titulado Las nubes: las nubes son ideas condensadas por el viento que vuelven una y otra vez sobre nosotros... y muchas cosas más que no caben en este blog.

Ya por último: Unamuno y La tía Tula. Fascinante el personaje de la tía Tula. Fascinante como Unamuno sabe hacer héroes a sus personajes y condensar toda su filosofía en un par de diálogos. De los tres es el libro más novelado, es más ágil de leer, pero tiene en común la reflexión sobre el tiempo: unas ansias locas de perdurar en el tiempo, de hacerse inmortal en y por el texto. En la novela se habla sobre ello, pero es que, a su vez, Unamuno vive en el tiempo a través de sus personajes y, al leerlas, se hace inmortal en cada uno. Lo ha conseguido, al menos, mientras sigamos leyéndolas.


Ahora: El hombre y la gente de Ortega, otro rollo, pero también fabuloso, ya contaré.

4 comentarios:

Geles dijo...

Una breve, pero certera descripción de tres grandes libros. Me alegro de que estés disfrutando de esas lecturas y de que las compartas con todos...así se hace real que perduran en el tiempo y también en el espacio.

Ya seguirás leyendo y compartiendo!

mina dijo...

Varias cosas:
1. Sigo alucinando con el nuevo diseño de tu blog. No puedo compararlo con el anterior porque son totalmente diferentes, pero me gusta. Era una apuesta arriesgada y creo que te ha quedado muy bien.

2. Yo, de Valle-Inclán me leí las poesías, cuando era un poco enana. Recuerdo que me gustaba la forma, pero no sé si las llegué a apreciar del todo. Igual me las vuelvo a leer y comentamos.

3. De Ortega y Gasset me leí "La revolución de las masas". Me quedé con ganas de más...

4. ¿Has visto el blog de María últimamente? También tiene cosas muy interesantes... ¡No sé que voy a hacer para estar a vuestra altura!

Raquel dijo...

Geles,

Muchas gracias por tus gratas palabras, tú siempre impulsándome a leer y a escribir.

Un abrazo!

Raquel dijo...

Mina,

Es un placer y una alegría ver que sigues navegando por la red. Me alegro de que te guste el cambio, yo todavía me estoy situando y de hecho no lo encuentro definitivo.

Valle-Inclán menos, pero Ortega me encanta, te recomiendo ¿Qué es filosofía? o El hombre y la gente. Se leen muy fácil.

Respecto al blog de María, es verdad que nos estamos destacando... a ver qué haces, un buen comienzo es escribir de vez en cuando en el tuyo.

Un abrazo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs