Desayuno de oración y otras indigestiones

Oración o plegaria, según quien lo diga, porque las palabras lo dicen todo. No quiero hablar de la incongruencia que supone que el laicismo militante de nuestro estimado presidente participe en un desayuno de oración promocionado por "La familia", como se llama en EE.UU. Tampoco me sorprende que haya utilizado su discurso para "rezar" por los parados, los inmigrantes y las personas homosexuales, me parece de lo más coherente. Tampoco que en el uso de la libertad que tanto proclama haya pronunciado su discurso en español... con dos narices y ¿qué pasa? Obama es su colega, seguro que no se molesta y como hispanohablantes deberíamos estar muy contenticos de que se exprese en "la primera lengua en la que se rezó al dios del evangelio".

Sin embargo, no quiero hablar de nada de eso, sino resaltar unas palabras que seguramente pasarán inadvertidas (discurso íntegro): "La libertad es la verdad cívica, la verdad común. Es ella la que nos hace verdaderos, auténticos como personas y como ciudadanos, porque nos permite a cada cual mirar a la cara al destino y buscar la propia verdad." (...) Ya sea con una dimensión trascendente o cívica, la libertad es siempre el fundamento de la esperanza, de la esperanza en el futuro. "Por la libertad, así como por la honra -se dice en El Quijote, la obra literaria más importante escrita en español- se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres. La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos...".

A mí me da lo mismo a quién rece Zapatero y si quiere hacerlo desayunando o cenando, lo que me preocupa es que al rechazar a Dios se esté elevando el Estado a los altares y vaya a ser éste quien nos haga Libres, donde encontremos la Verdad o la Trascendencia. ¡Bendito y alabado sea el Estado! (Que Dios nos pille confesados).

10 comentarios:

Carver dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Del Rincón dijo...

Ay, Dios mío!

mina dijo...

En conclusión: "la libertad os hará verdaderos". Y se queda tan ancho.

En fin... como no tengo nada más que añadir a tus acertadas palabras, no he comentado este post sino el anterior.

Raquel dijo...

Gracias a Carver, que no sé por qué borró su comentario, pero era muy acertado.

También gracias a mis escandalizadas María y Mina.

Un saludo!

CALISTOR dijo...

Creo que es un discurso, ideado en torno a la presencia del momento, a zapatero le gusta mucho, repetirse en una palabra clave, llegando a veces a buscar frases un poco fuera de contexto para reafirmar la misma, en este caso la libertad.Seguramente no encontraría bien los términos y le pareció bien describirla así.

Te felicito por acometer este tipo de post, los mas difíciles y menos gratos muchas veces para el autor.

Mario Saladich dijo...

Raquel, realmente es preocupante lo que dijo el presidente, si es que lo dijo. Pero por más vueltas que les doy a las palabras de Zapatero, sigo sin encontrarles el sentido que tu has percibido...
Ya perdonarás mi torpeza.
Un saludo

Ana Mª Leyva dijo...

Raquel, coincido con Mario. Hablando de ZP, te pones demagoga.
:)

Raquel dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Es posible que me ponga un poco demagoga, bueno, sobre todo sacando las palabras de contexto.

Pero también considero que cuando esas palabras se leen a la luz de las medidas políticas que se están llevando a cabo... creo que me quedo corta, sólo hay que rascar un poquito.

Gracias de nuevo,
Un saludo!

carlos alberto dijo...

Recien conoci el sitio...todo lo que me perdi...pero ahora me lo apropio y lo degusto lentamente...como se saborea un manjar...FELICITACIONES.-

Carlos Alberto
marzo 25 -2010
Artedig-http://mediccina.blogspot.com

Raquel dijo...

Gracias Carlos, espero seguir viéndote.

Un saludo y bienvenido!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs