Feliz Navidad

Durante este año he debatido mucho con una amiga experta en arte como acercar más las grandes obras al máximo número de gente. Acercarlo no significa degradarlo ni populizarlo de tal manera que deje de ser arte. Al mismo tiempo también he pensado mucho como antes el arte servía para difundir grandes mensajes que perduraban en el tiempo mientras hoy optamos por la fugacidad.
La fugacidad se enfrenta con las ansias de eternización que tiene el hombre, como diría Unamuno. Qué dejaremos para la posteridad... cuál será la obra que defina nuestra época. Prometo un post sobre el artista y su obra en la actualidad, pero no promete desvelar nada nuevo.

Frente a estos aparentes desasosiegos el pincel mágico de Hans Hemling, Rubens (La adoración de los magos, 1629), Baroci, El Greco (Adoración de los pastores, 1614) o el redescubierto Juan Bautista Maíno (1613). Todos juntos en una magnífica exposición recogida por el Museo del Prado que ractualiza toda la fuerza de la tradición. Sirva esta entrada como la felicitación de Navidad para todos los visitantes de este blog.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs