La falta de sentido

Hace alguna semana comenté y, vuelvo a reafirmarme en ello, que terminar un libro es una de las mayores satisfacciones de esta vida. Yo lo he vuelto a sentir al acabar el "Werther" de Goethe, la obra emblemática del Romanticismo europeo y refugio de todos los enamorados sin esperanza. En esta novela epistolar se narran las desventuras, penas, sufrimientos y amarguras del joven protagonista que padece, hasta el suicidio, por el amor imposible que siente por Carlota, mujer ya comprometida.

Una novela romántica, pero no romanticoide como se entiende hoy en día. Todo lo que se refiera a "amor" se asemeja con un sentimentalismo aberrante y lágrimas por todos lados. Es cierto que Werther llora y padece hasta que, ciego, no de amor, sino de desesperación, decide que el mejor camino es el suicidio. Pero el gran error de Werther es creer que una vez perdida la razón (no el amor) por el amor, la vida pierde su sentido.

Pero si algo ha perdido su sentido en nuestros días son los conceptos de la vida y el amor (véase el auge del aborto y del divorcio, por ejemplo), cuanto más se ensalzan, más se manosean y, finalmente, más se menosprecian. Hacen falta buenos libros que reconstruyan el camino perdido. Yo, mientras, me voy dando cuenta de que si algo me gusta más que acabar un libro es empezarlos todos. Empezar sin compromiso, sólo para que él me cuente qué cuenta, pero sin que luego me pida cuentas si no lo termino.

Libros empezados recientemente: "Filosofía de la vida cotidiana", Rafael Alvira; "Soledades", Góngora; "La elegancia del erizo", Muriel Barbery; "Las mujeres, que leen, son peligrosas", Stefan Bollmann... hummm.

4 comentarios:

Pinkys dijo...

yo diría si algo venia perdiendo su sentido en nuestros días era.... yo pongo mi mente para que ya no sea así, solo espero que viva lo suficiente para conocer todos los efectos de la ola, te unes?

-J

rosarito dijo...

Hola a todos:
El Romanticismo fue una ola especial que dio un gran movimiento artistico sobre todo en la Literatura, hoy en dia existe el romanticismo, pero es mas...., como diria yo?, realista, no es tan empalagoso como antes, aunque tambien mas materialista.

Besitos a todos.

Raquel dijo...

Gracias por la invitación Pinkys, me uno. Realmente hace falta unirse para cambiar este mundo nuestro...

Raquel dijo...

Gracias por tu comentario, rosarito. Entiendo lo que quieres decir, pero tampoco lo definiría como realista, porque hoy en día se sigue llevando mucho lo damisela sorprendida por príncipe a losmos de caballo blanco... en sus múltiples estilos.

Un abrazo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs