Días negros de sol

Hay veces que lo fácil se hace difícil y aquel problema que creías ya resuelto renace de nuevo. No hay día que no nos levantemos con titulares llenos de desgracias. Cuando no nos ataca la gripe A (NH1Pi3'14...), el fuego obliga a evacuar a pueblos enteros o en el peor de los casos alguien decide que nuestra vida tiene menos valor que unos ideales y somos víctimas de un atentado terrorista.

Las desgracias ocurren y, a veces, lo hacen inesperadamente, sin embargo, otras muchas, pueden ser evitadas. Si levantarnos con esas noticias ya hace que se ensombrezca el día, cuando nos enteramos que el incendio fue provocado, que la bomba mato a dos inocentes, pero quería matar a muchos más... entonces el día no sólo se oscurece sino que termina lloviendo y calándote hasta los huesos.


Nos sorprendemos de que países extrajeros (como ha sido el caso del Reino Unido) avisen a sus ciudadanos de que España es un lugar peligroso contínuamente bombardeado. Nos sorprende que se alarmen tanto porque nos hemos acostumbrado a convivir con asesinos. Espero que estos ataques terroristas no sirvan para acabar con nuestra sensibilidad, sino para unirnos más fuerte con el fin de acabar absolutamente con ellos y poder tener la esperanza de que el día luzca a pleno sol.

2 comentarios:

mina dijo...

Creo que estamos en un momento de cambio, de verdad, creo que empezamos a estar más unidos. Ojalá no hubiera sido necesario tanto sufrimiento para hacernos más fuertes, ¿verdad? Pero llevamos las de ganar, no cabe duda.

Raquel dijo...

Mina! Siempre con comentarios tan animantes... Ojalá sea cierto lo que dices, yo también lo creo. La unión hace la fuerza.

Un abrazo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs