¿Cómo conectar la Filosofía con la gente?

De vuelta con la Filosofía... que al fin y al cabo es lo mío, pero sin dejar lo demás, porque la Filosofía lo es todo...

¿Ha perdido la filosofía el contacto con la gente? Quizás sería mejor preguntarnos cuándo ha conectado con la gente. Parece que la filosofía nació en una pequeña élite intelectual y aunque solemos representar la Atenas del s.V a.C. como un lugar donde todos los hombres eran sabios y vestían con túnicas blancas, debemos recordar el final que le dejaron a Sócrates. En el Medievo la oligarquía cambia de hábito, pero oligárquica se queda. Sólo los monjes, la mayoría recluidos en sus monasterios, hacían filosofía. A partir de la Modernidad la cosa se democratiza un poco más, el saber rompe los muros de la universidad y se extiende a los laboratorios científicos, pero seguimos preguntándonos quién leía, quién entendía, las teorías de Leibniz o Spinosa. Parece que tenemos que llegar a la Edad Contemporánea para que los filósofos se vean involucrados en la Revolución Francesa o para que se les pida autógrafos por la calle, como es el caso de Sartre en al Mayo del 68 parisino, y que pese a mi entusiasmo por esta revolución, debo reconocer la pobreza filosófica que encierra.

Hoy en día todo el mundo puede hacer filosofía (puede hacer de todo) con el estudio personal y la creación de un blog, incluso llegar a publicar libros bajo esta categoría. Sin embargo, siguen siendo pocos los que “conectan con la gente”. Pensemos en Gustavo Bueno, Marina o Fernando Savater, por decir algunos. Prototipos de filósofos que Quine denominaría como literatos, pero por mucho desprecio o admiración que se les muestre, lo cierto es que no paran de escribir y publicar porque gusta lo que dicen o cómo lo dicen, y eso significa, no lo olvidemos, influir. ¿Se trata de hacer de la Filosofía un espectáculo? Supongo que no, pero no estaría mal preocuparnos por nuestro público que, al fin y al cabo, es el mundo al que no llegaremos mientras hagamos sólo Filosofía para filósofos.
Continuará en el próximo post...

2 comentarios:

Isabel Olloqui dijo...

NO se diga mas:viva la filosofía, la de verdad. Sin olvidar que es bueno llegar al mundo!No hay que ponerse estupendo, eh? Max Estrella

Raquel dijo...

Estoy de acuerdo.
Gracias Valle-Inclán!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs