No hay Filosofía, hay filósofos

Una amiga me explicaba hace poco grandes acontecimientos de la historia a través de la historia del arte. “La evolución de la historia es la sucesión del arte”. Me explicaba emocionada cómo la Reforma protestante comenzó después de que Lutero se encontrara con la inmensa construcción del Vaticano, o cómo la Revolución francesa es el desencanto frente a Versalles. Sin embargo, si el arte se sucede es porque las ideas cambian. No es el arte el que mueve el mundo, sino las ideas. Ideas que los artistas consiguen plasmar y que al mismo tiempo continúan el pensamiento.

Cabría preguntarse ¿qué ideas subyacen hoy en una feria de arte como Arco
[1]? ¿Quizás es que hoy en día no hay ideas, no hay arte? Antes de responder tendríamos que preguntar qué es el arte... y todo es arte desde Warhol. El arte hace tiempo que dejó de ser Arte. No hay Arte, hay artistas[2]. El arte es cualquier cosa que esté hecha con una intención artística. La diferencia entre el arte y la artesanía es que la artesanía se realiza con un fin práctico; el arte, contemplativo. ¿Puede tener el arte un fin práctico y contemplativo a la vez? Supongo que sí, aunque resulta difícil no desvirtuarlo y hacer algo simplemente “comercial”. Todo puede ser arte si hay intención, si hay reflexión detrás. Por esta razón sólo los seres humanos somos capaces de hacer arte.

De la misma manera podemos preguntarnos si ocurre lo mismo con la Filosofía. ¿Hay Filosofía y qué es? La Filosofía con mayúscula vendría a ser lo que comúnmente se denomina filosofía de sillón: aquella alejada de los problemas comunes de la gente. Aquella que parece tener un molde prefijado, unas reglas, debe versar sobre algo metafísicamente profundo y tener cuantos más términos griegos mejor. ¿No hay Filosofía, hay filósofos? Ningún autor puede agotar la Filosofía. La filosofía la hacen cada día aquellas personas que se esfuerzan por hacer arte del pensamiento. No se trata de pensar por pensar. De usar cuántas más veces sea posible el adjetivo quántico para parecer más culto, eso es una moda más, un esnobismo urbano, una enfermedad contagiosa que oculta el pensamiento o la ausencia de él.

_______________________________________________
[1] Feria internacional de arte contemporáneo de Madrid
[2] E. H. Gombrich, La historia del arte, Phaidon Press Limited, 1995

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs