¡Viva la comuna!

"La historia es compleja porque es la historia de la vida de las personas", así comenzó su sesión María Martínez, investigadora de Historia Contemporánea. Nos volvió a recordar el absoluto fracaso que fue la revolución, pero lo importante es que mostró la crisis cultural del mundo occidental, en la que continua inmerso todavía. Aunque podríamos decir que la historia está siempre en crisis... si no cambiara nada, nada habría que contar.
La primera comuna fue la de París en 1871. Los obreros se plantearon una gobierno paralelo al margen del Estado. Derrocar y crear algo nuevo en libertad. En la comuna se pretendía hacer una sociedad más justa y democrática. Tenemos que esperar a 1962 para ver, de nuevo, algo parecido en California: un grupo de gente decide irse a vivir en común y, lo importante, sin ningún tipo de normas. Se trataba de la libertad por la libertad: sexo libre, pacifismo, naturismo y drogas.

Volvemos a lo de siempre. ¿Qué diferencia la comuna de París con la de California? La primera fue una verdadera reivindicación de los obreros por el profundo malestar laboral, aunque deseaban eliminar el Gobierno pretendían consolidar el "gobierno" de la comuna. La segunda, en cambio, lo que exaltaba era la no autoridad: no hay otra norma que la que tú quieras decidir, pero esto les procuró no pocos problemas, tanto con el resto de las personas del pueblo en el que vivían como entre ellos. Aunque defendían el sexo libre, reclamando el goce y el placer como formas de vida, las mayores discusiones se producían por ese tema: relaciones aparentemente estables rotas, hijos no reconocidos, etc.

Lo normal de las revoluciones es querer establecer un nuevo orden, pero esto no estableció nada, sólo la idea de que todo orden es un desorden. La decostrucción simplista lo que impone es un vacío que hoy todavía nadie ha venido a dotar de sentido. ¡Es el momento de hacerlo!

4 comentarios:

XiViRiFlÁuTiC dijo...

Me encanta este blog... filosofía, historia... mi enhorabuena, te agrego, si me permites, a mi lista para ir descubriéndote.

Salud!

· Alba · dijo...

Saludos desde Letras y Escenas, Raquel ;)!!

Ahhh... Los humanos nunca aprenden. Siempre cometen los mismos errores, no hay más que echar la vista atrás.

1 besote, hermosa, y gracias por comentar, se agradece muchísimo ^*^

Raquel dijo...

Muchas gracias Xivirifláutic por tu comentario tan animante. Las ganas de descubrirse son mutuas.

Un saludo!

Raquel dijo...

Alba, gracias a ti por tu comentario. Si miramos la vista atrás vemos cuántas veces nos hemos equivocado, pero justamente lo que hace falta mirar ahora es hacia el futuro para no volvernos a equivocar, ¿será posible?

Un saludo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs