Cuestión de Vida o muerte

Desde que el Papa pisó suelo africano se puso la voz en grito. Desde entonces quería escribir algo y no sabía por dónde comenzar, pero no quiero que acabe esta semana de la vida sin hacerlo. Un viaje y unas palabras que han suscitado mucha polémica, aunque como ya ha dicho Teresa Fernández de la Vega no sorprende. No sorprende porque la postura de la Iglesia no ha cambiado en el tema más importante de todos: la vida.

Periodistas y comentaristas se echan las manos a la cabeza cuando el Papa afirma que usar el condón no ayudará a reducir el sida en ese continente, ni en ninguna parte. La cuestión no es que la Iglesia apruebe o no el preservativo sino que no contempla relaciones sexuales previas al matrimonio, (por cuestiones que merecerían otro post) por tanto sería contradictorio que a la vez apoyara el uso del preservativo. Expongo un símil que oí el otro día y me pareció muy acertado: es como si Sanidad apoyara el uso de boquillas entre los fumadores, porque reduce el riesgo de cáncer, en vez de aconsejar no fumar. Salvando las distancias vendría a ser un poco eso.

La cuestión en África parece diferente, más grave, porque el SIDA afecta a muchísimas personas. Sin embargo, parece que el preservativo no es la solución, por muchas campañas políticas que emprendan casualmente cuando el Papa habla. Hay que mirar África con otra cabeza. Pero además quisiera ir un paso más allá. Porque mucho se ha hablado del preservativo y, sin embargo, poco se ha hablado de la preocupación por el hambre, la corrupción, la pobreza, las atrocidades que se cometen, la llamada a la solidaridad, a la paz... ¿Eso no es noticia?

En vez de hablar de comentar la visión arcaica, retrógrada de la Iglesia, de su intransigencia del aborto (o interrupción voluntaria del embarazo), por qué no hablar de vida, de cómo podemos ayudar a las madres a sacar a sus hijos a adelante, de los proyectos que ya se están mejorando el mundo, de cómo podemos mejorar la educación, de los avances científicos contra el SIDA. Es el momento de apoyar, de dar la voz a los que no tienen voz... El sábado en la manifestación de Pamplona y el domingo en Madrid. Ojalá nuestra voz también sea escuchada.

4 comentarios:

ana dijo...

Solo con educar a los hombres, incluido el papa, todo iría mucho mejor. La persona más increible del mundo. (tiene un estado)

Respecto al si a la vida que predican, me gustaría ver a los hombres con una menstruación al mes, también embarazados, que parieran y criaran a sus hijos, y luego, a ver que predican. Pero como esto es imposible, siento lo que nos ocurre, por ellos, y ellas, incluso.
Somos diferentes y pensamos diferente, debería existir una papa (¿qué les parece?)
Una opinión.
salud

Raquel dijo...

Querida Ana, qué alegría volverte a ver por aquí. Tienes una propuesta interesante, pero un poco quimérica aunque como están las cosas no me sorprendería ver a un hombre embarazado mañana y abortando al siguiente.

Creo que haces referencia a dos cosas distintas. Por un lado está el tema de la vida (independiente por completo de Papa) y, por otro, si hay necesidad de Papa o no.

Para mí ambas son importantes y las defiendo. La vida porque no creo que haya nada más grande y hermoso por lo que "luchar", y el Papa porque como cristiana considero esencial su figura, como representante de la Iglesia y de Cristo en la tierra.

Que tengamos ideas y pensamientos diferentes no está reñido con la figura del Papa, figura de unidad y no de discordia.

Bueno Ana, gracias de nuevo por tu comentario. Un abrazo para tu hija y para ti.

Manolinvicio dijo...

La educacion es la base de toda civilizacion y el pilar de la tierra...

Me gusta mucho tu blog, nos veremos a menudo, te espero en Manolinvicio.

Raquel dijo...

Gracias Manolivincio por tu comentario. Me alegro que te guste el blog, me pasaré por el tuyo.

Un saludo!

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs