Salvada por la poesía

Estaba al borde de la desesperación cuando fui salvada por la poesía. La pregunta más habitual en estos días a mi alrededor es: "¿Pero qué pasa?, ¿por qué la gente está tan alterada?" La respuesta es bastante sencilla y esclarecedora, aunque no por ello resulta una buena excusa: exámenes. Si viniera Almodovar seguro que se decidía a hacer "Mujeres al borde de un ataque de nervios II".

En este clima tan poco apropiado para la tranquilidad y el sosiego, en medio de cientos de apuntes sobre la manipulación del lenguaje, la distorsión de los medios de comunicación, los eufemismos, las metáforas y las antífrasis, vino a caer en mis manos las hermosas palabras de Pedro Salinas en El Defensor. Palabras llanas, claras y hermosas. No hay doblez, ni posibilidad de engaño. En la poesía no se puede mentir. Al punto de caer en el odio al lenguaje, a la lengua y a la palabra, fui salvada e invitada a soñar con defender la Verdad.



Os dejo el único extracto decente que he encontrado. Buenas tardes y buenos sueños:

"Persona que habla a medias, piensa a medias, a medias existe (...) La lengua posee un valor incomparable para la vida del ser humano y para los fines de una sociedad pacífica y fecunda. No hay duda de que en la palabra cordial e inteligente tiene la violencia su peor enemigo. ¿Qué es el refrán español de “hablando se entiende la gente” sino una invitación a resolver por medio de la palabra los antagonismos? (...) Cabe la esperanza de que cuando los hombres hablen mejor, mejor se sentirán en compañía, se entenderán más delicadamente. La lengua es siempre una potencia vinculadora, pero su energía vinculadora está en razón directa de lo bien que se hable, de la capacidad del hablante para poner en palabras propias su pensamiento y sus afectos. Solo cuando se agota la esperanza en el poder suasorio del habla, en su fuerza de convencimiento, rebrillan las armas y se inicia la violencia".

2 comentarios:

Mª Ángeles Arce dijo...

¡Cuántas veces nos ha salvado la poesía...!
Sencillamente encantadora esta entrada, y gracias por el enlace a la página de Salinas.
No dejes de leer sus poemas, aunque sé que lo haces desde hace ya algún tiempo.
"Qué alegría vivir
sintiéndose vivido..."

Raquel dijo...

Por ti mi locura se entendió...

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs