Un mundo, ¿un sueño?


El mundo empieza a soñar con ser mejor. Quiere ser mejor, pero ¿será sólo un sueño?



La gala de inauguración de los Juegos Olímpicos bien se merecería la medalla de oro. Pero qué hay detrás de todas las luces, cámaras y acción, de la cantidad de efectos especiales, válidos para las próximas quince temporadas de los Oscars, y de los fuegos artificiales multiplicados por ordenador. Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional calificó en su discurso los juegos como una "puerta abierta al futuro" y además añadió: "Eligieron el lema de 'Un mundo, un sueño', y eso es lo que somos hoy (...) Compitan bajo los valores olímpicos de valor, amistad y respeto, son el ejemplo a seguir de la juventud del mundo". Bien, esto es la realidad hecha sueño, pero no el sueño hecho realidad.

Por su parte, Hu Jintao, presidente de China llamó a los Juegos Olímpicos "el mayor evento deportivo y cultural internacional para la humanidad", y "una gran celebración de amistad y paz para la humanidad". Palabras que serían hermosas si realmente representaran un deseo de hacerlas realidad. Palabras brillantes en las que falta la más importante, sin la que no pueden darse el resto: libertad. Se ha polemizado mucho sobre estos Juegos, si se deberían hacer allí o no, no lo sé, pero lo que está claro es que sin libertad todo lo que se haga pierde el valor positivo que podría tener. Las palabras están vacías hasta que se cargan de realidad y no se pueden falsear como unos meros fuegos artificiales. Es la Verdad la que debe hace los sueños realidad y no a la inversa.
.

.

3 comentarios:

Ovidio dijo...

Ey, hola.

Me gusta el blog, dices mucho escribiendo lo justo. Sobre el tema de las Olimpiadas la verdad es que llevo la mosca detrás de la oreja entre esos eslogans tan hipócritas y convenientes para una política tan ruda (por decirlo de una manera suave) que llevan en China.

Pero bueno, yo cada vez creo menos en la utopía y ya veo siempre el vaso medio vacío en cuanto a la situación mundial se refiere.

Saludos, tienes un lector. ;)

Jaime dijo...

Estimada Raquel,

Me impresiona a mí mucho lo que escribes de las Olimpiadas, pues detrás de toda la fanfarria mediática hay una situación efectiva de explotación de millones de persona.

Me parece que Occidente se ha olvidado una vez más de la defensa de los derechos humanos. ¡Suerte que hay periodistas filósofas que no se olvidan!

¡A seguir escribiendo! Afectuosamente,

Jaime

Raquel dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios que me hacen ver que los sueños, tan personales como son, son compartidos por muchas personas.

Sin embargo, no creo que haya que ver el vaso medio vacío. Por supuesto que no hay que creer en la utopía, sólo en la realidad, aunque la realidad no sea la que nos gustaría... si el vaso está a la mitad ¿cómo lo puedo llenar? Nos corresponde recordarle a Occidente muchas cosas que olvida o no quiere recordar.

De nuevo, gracias por vuestros ánimos.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs