"Citius, altius, fortius"



"Lo más importante de los Juegos Olímpicos no es ganar sino competir, así como lo más importante en la vida no es el triunfo sino la lucha. Lo esencial no es haber vencido sino haber luchado bien" Credo Olímpico.


Los Juegos Olímpicos comenzaron en la ciudad de Olimpia en el 776 a. C. y duraron hasta el 393 d. C. cuando se suspendieron. En el siglo XIX, surgió la idea de realizar unos eventos similares a cargo del Barón de Coubertin para volver a retomar la unidad entre todos los pueblos. La primera edición de los llamados Juegos Olímpicos de la Era Moderna se realizó en Atenas en 1896. Desde aquella oportunidad, los Juegos Olímpicos de Verano han sido realizados cada cuatro años en diversas partes del planeta, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1940 y 1944, debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial.


En la Antigüedad los Juegos Olímpicos estaban por encima de las rivalidades y cuando se celebraban se producía la llamada tregua santa que paralizaba todas las guerras que se estuvieran realizando para disfrutar del deporte. En la Modernidad no son las guerras las que se paran, porque parece que nada esté por encima de ellas. Pero estas guerras no quedan tan lejanas, actualmente Rusia oprime brutalmente al país de Georgia. Hace dos semanas que comenzó este asedio pero los Juegos Olímpicos han eclipsado tanto los medios de comunicación que apenas parece que suceda algo realmente trágico. También parece que las tropas del Kremlin replegan sus tropas pero de una manera bastante peculiar. Quizás el problema es que se encuentran demasiado lejos, demasiado bajo y sus gritos no son lo suficiente fuertes.


Más de un siglo, dos guerras mundiales, estados que nacen y desaparecen, regímenes que caen, razas encontradas y crisis económicas. Los Juegos Olímpicos no se han detenido ante las barreras que le ha puesto la Historia, pero tampoco ha conseguido detener las guerras. ¿El deporte ha llegado más lejos, ha volado más alto y ha sido más fuerte que todo eso?



1 comentario:

Jaime dijo...

Me parece, Raquel, una reflexión muy sugestiva. Me parece que tus entradas ganarían todavía más autoridad si pusieras enlaces a las fuentes que utilices de la web. No debe de ser difícil hacerlo.

Convendrá también que, cuando te sea posible, corrigieras la fecha de los primeros Juegos Olímpicos Modernos, pues han bailado las cifras y que arreglaras la errata
a penas//apenas

¡Sigue escribiendo! Afectuosamente,

Jaime

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs