La llama encendida en el recuerdo


Se acaban los juegos con una clausura que sobrepasa todo lo que podríamos haber soñado: hombres volantes, bandas de luz, torre del recuerdo y canciones que proclaman la llama del amor y la superación del hombre.
.
Realmente han sido unos juegos sorprendetes, sobre todo por lo que ha afirmado el presidente del COI Jacques :“El mundo ha conocido sobre China, y China ha conocido sobre el mundo, y yo creo que esto es algo que tendrá efectos positivos a largo plazo”, y además añadió que “el COI y los Juegos Olímpicos no pueden forzar cambios en naciones soberanas o resolver todos los males del mundo. Pero podemos, y es lo que hacemos, contribuir en un cambio positivo por medio del deporte”.

Estos cambios y efectos que señala se refieren claramente a la apertura del pueblo Chino al mundo, es decir, el fin del comunismo y la entrada de libertad como ha remarcado el presidente
George Bush. Y para demostrar que no es una simple quimera el presidente Chino declaró que "el mundo tiene hoy la necesidad de entendimiento mutuo, cooperación y desarrollo armónico. El mundo ha confiado en China y China ha devuelto esa confianza. La llama se extingue pero el entusiasmo del pueblo chino permanecerá (...) China ha sabido unirse a pesar de diferencias étnicas, de razas, de países y culturales".

Esperemos que esto sea el principio del fin y para los próximos juegos olímpicos podamos hablar de sueños hechos realidad. Xie-Xie Beijing y Welcome London!

"Citius, altius, fortius"



"Lo más importante de los Juegos Olímpicos no es ganar sino competir, así como lo más importante en la vida no es el triunfo sino la lucha. Lo esencial no es haber vencido sino haber luchado bien" Credo Olímpico.


Los Juegos Olímpicos comenzaron en la ciudad de Olimpia en el 776 a. C. y duraron hasta el 393 d. C. cuando se suspendieron. En el siglo XIX, surgió la idea de realizar unos eventos similares a cargo del Barón de Coubertin para volver a retomar la unidad entre todos los pueblos. La primera edición de los llamados Juegos Olímpicos de la Era Moderna se realizó en Atenas en 1896. Desde aquella oportunidad, los Juegos Olímpicos de Verano han sido realizados cada cuatro años en diversas partes del planeta, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1940 y 1944, debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial.


En la Antigüedad los Juegos Olímpicos estaban por encima de las rivalidades y cuando se celebraban se producía la llamada tregua santa que paralizaba todas las guerras que se estuvieran realizando para disfrutar del deporte. En la Modernidad no son las guerras las que se paran, porque parece que nada esté por encima de ellas. Pero estas guerras no quedan tan lejanas, actualmente Rusia oprime brutalmente al país de Georgia. Hace dos semanas que comenzó este asedio pero los Juegos Olímpicos han eclipsado tanto los medios de comunicación que apenas parece que suceda algo realmente trágico. También parece que las tropas del Kremlin replegan sus tropas pero de una manera bastante peculiar. Quizás el problema es que se encuentran demasiado lejos, demasiado bajo y sus gritos no son lo suficiente fuertes.


Más de un siglo, dos guerras mundiales, estados que nacen y desaparecen, regímenes que caen, razas encontradas y crisis económicas. Los Juegos Olímpicos no se han detenido ante las barreras que le ha puesto la Historia, pero tampoco ha conseguido detener las guerras. ¿El deporte ha llegado más lejos, ha volado más alto y ha sido más fuerte que todo eso?



Un mundo, ¿un sueño?


El mundo empieza a soñar con ser mejor. Quiere ser mejor, pero ¿será sólo un sueño?



La gala de inauguración de los Juegos Olímpicos bien se merecería la medalla de oro. Pero qué hay detrás de todas las luces, cámaras y acción, de la cantidad de efectos especiales, válidos para las próximas quince temporadas de los Oscars, y de los fuegos artificiales multiplicados por ordenador. Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional calificó en su discurso los juegos como una "puerta abierta al futuro" y además añadió: "Eligieron el lema de 'Un mundo, un sueño', y eso es lo que somos hoy (...) Compitan bajo los valores olímpicos de valor, amistad y respeto, son el ejemplo a seguir de la juventud del mundo". Bien, esto es la realidad hecha sueño, pero no el sueño hecho realidad.

Por su parte, Hu Jintao, presidente de China llamó a los Juegos Olímpicos "el mayor evento deportivo y cultural internacional para la humanidad", y "una gran celebración de amistad y paz para la humanidad". Palabras que serían hermosas si realmente representaran un deseo de hacerlas realidad. Palabras brillantes en las que falta la más importante, sin la que no pueden darse el resto: libertad. Se ha polemizado mucho sobre estos Juegos, si se deberían hacer allí o no, no lo sé, pero lo que está claro es que sin libertad todo lo que se haga pierde el valor positivo que podría tener. Las palabras están vacías hasta que se cargan de realidad y no se pueden falsear como unos meros fuegos artificiales. Es la Verdad la que debe hace los sueños realidad y no a la inversa.
.

.

Second Live


Somos digitales. Los jóvenes no podemos acertar a imaginar que hacían antes que existiera Internet, aunque su nacimiento no doble nuestra edad. Ser digitales significa haber crecido con una relación de estrecha familiaridad con las tecnologías. Eso es bueno porque hemos ido aprendiendo de una manera natural su uso pero al mismo tiempo dificulta tener en cuenta la relevancia, darle un uso adecuado y sacarle el máximo partido.

Sin duda sería una ingenuidad pensar que podemos prescindir de la tecnología para comunicarnos, pero hemos de concretar que sólo son instrumentos, medios y nunca fines. La paradoja de la tecnología es que se presenta como una ampliación de la libertad: llamadas sin cables, cartas sin sellos… pero que termina esclavizando: no podemos dejar de coger esa llamada, o mirar el mail casi a diario. La dependencia de la tecnología termina organizando nuestra agenda, rigiendo nuestra vida. Además la tecnología digital registra y almacena todos nuestros datos. ¿Cuánto de privacidad queda en nuestra intimidad?
"Think before you post":

.

..........................................
.

Cada vez más habitualmente nos acostumbramos a relacionarnos y a concentrar nuestros amigos en grupos. Es muy fácil escudarse en lo que haga el grupo, en la decisión que tome. La realidad es que la rapidez de la comunicación no deja espacio al pensamiento personal. Los grupos son un concepto elaborado en el que tienden a desdibujarse las personas. La presión del grupo dificulta la elaboración del criterio e incluso de la propia personalidad. El poder ser cualquier persona termina por romper los límites entre realidad y ficción, uno termina queriendo vivir en la que se siente más "a gusto" y finalmente rechaza la realidad.


La simulación o el juego de ser otro nos ayuda a ponernos en la piel del otro. El abuso del anonimato hace que terminemos por olvidar quiénes somos. Pero no sólo pasa esto con el messenger, my space, tuenti... Me parece más preocupante un juego virtual que directamente se promociona como Second live: una comunidad en la que puedes interactuar con otros, conocer a gente e incluso ganar dinero fácilmente. Cada vez es más fácil y más atractivo tener una segunda vida, en la que aparentemente poseemos lo que deseamos cada mañana al levantarnos. ¿Es malo soñar? No lo creo, pero si los sueños nos separan demasiado de la realidad...

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs